Juego de Tronos y el turismo cinematográfico

El episodio piloto de la primera precuela de Juego de Tronos concluyó de filmarse, informó el presidente de programación de HBO, Casey Bloys.

Según el mismo reporte, la serie completa aún no ha recibido luz verde. Como es usual ahora HBO analizará el episodio y determinará si la serie se filma y en caso positivo determinará las modificaciones necesarias.

Este piloto comenzó a filmarse en mayo en Glenariff, Irlanda del Norte, y continuó en Gaeta, Italia, en junio, aunque inicialmente se anunció que sería en Islas Canarias, España.

HBO no ha informado a que se debió el cambió de Canarias por los escenarios italianos.

Este es el primero de 3 a 5 “spin-off” o proyectos derivados de Juego de Tronos que la empresa tiene en sus planes. Su nombre provisional es Blood Moon (Luna de Sangre), pero puede cambiar tras la revisión del piloto.

De momento España se queda fuera de la Luna Sangrienta, aunque varios de sus escenarios fueron utilizados  en la serie original.

Para el país representa una pérdida considerable, si se tiene en cuenta que según encuesta de TCI Research, en 2017 se movilizaron 80 millones de viajeros a los sitios donde se rodaron sus filmes y series de televisión favoritos.

El nuevo Juego de Tronos

La precuela de Juego de Tronos está también a cargo del autor original George R.R. Martin y Jane Goldman.

La participación de Martin puede ser una esperanza para quienes quedaron decepcionados por la octava temporada y culpan de ello a los escritores de esta David Benioff y D.B. Weiss.

Blood Moon transcurrirá unos 8,000 años antes de los hechos relatados en la serie.

Como parece lógico, no aparecen los Lannister, Stark ni los Targaryen, las familias en pugna por el trono de hierro.

En el centro de la trama se ubica el nacimiento del ejército de los caminantes blancos, el terror de la octava temporada.

Los primeros nombres que trascendieron sobre el reparto fueron la actriz británica-australiana Naomi Watts (Lo Imposible, 21 gramos, King Kong…) y el británico Josh Whitehouse.

Este último ha aparecido en los filmes Poldark, The Receptionist, Alleycats y Northern Soul. En la actualidad promociona el perfume Mr. Burberry.

La serie más cara

La Blood Moon se estima tendrá un costo de 90 millones de dólares, con los episodios más caros de la historia.

De acuerdo con los adelantos, cada uno de sus 6 capítulos costará 15 millones de dólares, frente a 6 millones de dólares en la primera temporada.

Pero probablemente más importante desde el punto de vista económico es la conexión entre el cine y la industria turística.


España quiere acercarse más a países como Estados Unidos y Francia en el aprovechamiento del turismo cinematográfico con la promoción de locaciones como esta.

Ya desde la época de los años 60 del siglo pasado vivió su auge con películas de distinto tipo, entre ellas los llamados “spaguetti-western”.

Además de filmes de sus cineastas de clase mundial, el país también ha sido utilizado para filmar otras películas y series de renombre.

Varias escenas de Juego de Tronos fueron filmadas en España. La relación incluye entre otros lugares a Girona, Zumaia, San Juan de Gaztelugatxe, Sevilla, Cáceres, Almodóvar del Río y las Bárdenas Reales.

España retoma el turismo cinematográfico

España impulsa esta modalidad de la que ya obtuvo buenos frutos hace algunas décadas.

Como parte de ello la Feria de Turismo de Madrid (Fitur) organizó la nueva sección Cine/Screen Tourism en su muestra de 2019.

Además, la Secretaría de Estado de Turismo y la Spain Film Commission acordaron realizar un plan estratégico para impulsar todas las iniciativas relacionadas con el turismo cinematográfico.

Los beneficios de este enfoque son considerables a primera vista y no solo por los gastos usuales de las filmaciones cada vez más millonarias.

Canarias, por su parte, ofrece beneficios fiscales a las producciones cinematográficas que han ayuda a atraer varias producciones.

Rambo V, Han Solo, Aliados, Wonder Woman, Fast and Furious, Jason Bourne y Exodus, son algunos de los filmes que tienen como fondo las belleza canaria.

Strawberry Fields en Almeria

Un lugar poco conocido en este contexto es la Casa de Cine de Almería (Andalucía), una casona donde el músico británico John Lennon vivió durante 6 semanas.

Lennon viajó entre septiembre y octubre de 1966 para filmar Cómo gané la guerra, de Richard Lester.

Aunque esa película pasó sin glorias, en The Beatles Anthology (2003), Lennon afirma que fue en Almería donde nació Strawberry Fields Forever, una de las canciones antológicas del grupo.

Aseguró que el cortijo que le sirvió de residencia le recordó iimágenes de su infancia en Strawberry Field ( sin s) una casa del Ejército de Salvación en Liverpool.

La entonces esposa de Lennon, Cynthia Lennon, afirmó en una entrevista que era una especie de casa encantada.

¿Quienes practican el turismo cinematográfico?

La cantidad de turistas atraídos por esta modalidad se duplicó en el planeta en solo 5 años, de acuerdo con la firma de investigación galardonada por la Organización Mundial de Turismo.

TCI Research señala que el mayor segmento de los visitantes inducidos por el cine corresponde a los llamados Millennials.

En cuanto a mercados, los líderes son 2 de alto gasto: como China y los Estados Árabes del Golfo.

Estos visitantes fanáticos del cine son 27% más proclives que el promedio de turistas a compartir sus experiencias de viaje en las redes sociales.

También, según el estudio, tienen una tasa 6% superior en cuanto a recomendaciones posteriores a la visita.

Los amantes del turismo cinematográfico participan 19% más en actividades culturales y naturales y de acuerdo con TCI tienden a viajar con mayor frecuencia durante temporadas pico.

Nota actualizada el 29 de julio de 2019

Wellness Destiny / Foto Alcázar de Sevilla (Casa de Martell en Juego de Tronos): Haider Iqbal (Pixabay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.