Victoria Falls, la cascada más grande del mundo

En África Suroriental, en la frontera entre Zimbabwe y Zambia, se encuentra la cascada más grande del mundo, uno de los prodigios de la naturaleza del planeta, declarada por la Unesco como Patrimonio Natural Mundial.

Las cataratas de Victoria Falls, descubiertas en 1855 por el explorador británico David Livingstone, están consideradas la cascada más impresionante del planeta.

Su majestuosidad la convierte en un centro de gran atracción para los turistas, quienes pueden disfrutar de una estancia exclusiva en instalaciones edificadas a ambos lados de la frontera.

Una es el The Royal Livingstone Hotel, situado en el Parque Nacional de Mosi-oa-Tunya, y el Victoria Falls Hotel, en territorio de Zimbabwe, conocido como La Gran Dama de las Cataratas.

Maravilla de la cascada más grande del mundo

La maravilla de la naturaleza tiene categoría de Parque Nacional y constituye una de las cortinas de agua más espectaculares del mundo con una caída de 540 millones de metros cúbicos de agua por minuto.

El agua proveniente del río Zambezi tiene en ese lugar una anchura de 2 kilómetros, la más grande de todas las cataratas conocidas.

El líquido desciende desde una altura de 100 metros en un torrente que produce un rocío visible desde 20 kilómetros de distancia.

Esa precipitación ocasiona un estruendo que los miembros de la tribu Tonga, originaria del lugar, bautizaron como Mosi-oa-Tunya (el humo que truena).


Más de 2 millones de años

A partir de investigaciones científicas, los expertos sostienen que la presencia del Homo Habilis en esa región data de 2 millones de años.

Sin embargo, el hallazgo de algunos restos de utensilios y herramientas “más modernos” sitúa ese estimado en 50 mil años atrás.

Otros estudios mencionan la ocurrencia de un gran movimiento telúrico que abrió en ese punto una serie de fallas tectónicas de unos 100 metros de profundidad y varias decenas de ancho.

Parece la rasgadura de un zarpazo de león en la piel lisa de esa planicie del África austral, según descripción de un estudioso.

La mejor época para contemplar a plenitud la belleza de Victoria Falls, la catarata más grande del mundo, es entre febrero y marzo, cuando es mayor el caudal de las aguas del Zambezi.

Las cataratas están protegidas por legislaciones de Zambia (1998) y Zimbabwe (2008).

La preservación es prioridad.

Los dos países ejecutan un plan dirigido a coordinar acciones transfronterizas, la administración de las instalaciones turísticas y el financiamiento necesario para esas labores.

En ese sentido destaca la preservación del medio natural, en particular de la población animal.

Una fauna integrada por una rica variedad de peces y los llamados cinco grandes: elefante, león, búfalo, leopardo y el rinoceronte blanco.

También habitan la zona numerosos ejemplares de antílopes, zebras y jirafas y otras muchas especies oriundas del continente africano.

Wellness Destiny / Foto: RhinoAfrica.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.