Destinos inteligentes.  Descubrir una Smart City

Años atrás cuando se hablaba de ciudades inteligentes nos parecía una  “utopía cientificista”.

Imaginábamos  aquellas ciudades ideales o modelos como salidas de una novela de Julio Verne.

Pero ya no es ciencia ficción. Hoy muchas ciudades han alcanzado el mérito de llamarse inteligentes o smart cities por emplear las nuevas tecnologías para el bienestar de sus habitantes y visitantes.

Turismo urbano y sostenible en ciudades inteligentes 

El turista del siglo XXI busca “escapadas urbanas”  inteligentes y sostenibles.  Ciudades como Barcelona o Estocolmo  ya forman parte de las llamadas smart cities por responder a las nuevas demandas de un turista hiperconectado e hiperinformado, pero respetuoso del medio ambiente.

Gracias al smartphone es posible descargar aplicaciones para desplazarse por estas ciudades de manera más ecológica y económica ; encontrar el transporte público más adecuado, alquiler de scooters, patinetes eléctricos o bicicletas. Además de evitar el pago cash o con tarjeta de crédito.

Llama la atención también la presencia de sensores inteligentes que miden la calidad del aire, otros en semáforos y alumbrado público así como aquellos que le permiten al viajero obtener información útil sobre la ubicación de monumentos emblemáticos, sitios históricos o las principales atracciones.

Igualmente éstas ciudades inteligentes ofrecen facilidades para conectarse a la red desde cualquier parte de la ciudad sin tener necesidad de entrar en un local a consumir para obtener la clave wifi.

La smart city le ofrece al ciudadano la posibilidad de interactuar con ella en todo momento.

Pone a su disposición infraestructuras y tecnología de punta y hace uso de los recursos de la ciudad de manera adecuada para disminuir el consumo energético y las emisiones de CO2.

Cabe añadir el diseño vanguardista de muchos monumentos  y museos de notoriedad internacional con fácil acceso para personas discapacitadas y política de gratuidades en determinados horarios.

Además de espacios públicos  con novedosas y atractivas creaciones artísticas para disfrute de todos.

También en Latinoamérica, varias ciudades han puesto en marcha importantes proyectos de innovación urbanística para solucionar el complejo problema del transporte – otro gran reto de las ciudades modernas- .

Hablamos del original  Metrocable de Medellín, Colombia : un  sistema de transporte masivo que hace de esta gran urbe una ciudad comunicada e innovadora.

Otro ejemplo a destacar son los « Ecobike » (triciclos gratuitos y ecológicos) que se utilizan con éxito desde hace años en las Ciudades de Concepción y Santiago de Chile. Entre otras iniciativas.

Porque las ciudades ya se están adaptando a los desafíos modernos y al nuevo siglo.

La ciudad del 2050 será una ciudad inteligente

Para el 2050 la proyección del crecimiento poblacional a nivel mundial se acercará a los 10.000 millones de personas.

Por ello, la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) recomienda tomar medidas urgentes para que el crecimiento económico y demográfico no tenga un impacto ambiental irreversible.

De ahí  la necesidad de promover iniciativas en materia de innovación urbanística para cambiar la ciudad tal y como fue concebida en el pasado siglo XX.

 5 reglas que debe cumplir una ciudad para ser inteligente 

  1. La gestión del tráfico : saber priorizar la movilidad compartida y el transporte ecológico- un gran reto en las grandes aglomeraciones- , y echar fuera del centro el transporte individual  promoviendo el uso del vehículo eléctrico o híbrido y las zonas peatonales.
  1. Salvaguardar el medio ambiente: Reducir la huella energética mediante el uso de energías renovables (fotovoltaica, eólica, biogás…) ; implantar sensores inteligentes en luminarias publicas para que no permanezcan encendidas innecesariamente toda la noche.
  1. La gestión de los residuos : sensores en los contenedores de basura, reciclaje ; consumo inteligente del agua potable (un recurso natural que en 2050 escaseará en el planeta).
  1. Fácil acceso a la educación, la cultura y la sanidad: Lograr una ciudad inclusiva, que favorezca la innovación  y la creatividad ; crear barrios « despiertos », dinámicos  y eliminar las « ciudades dormitorios » y asentamientos insalubres en las afueras de las megalópolis.
  1. Utilización de los espacios urbanos de manera multifuncional : pormover la construcción de edificios inteligentes con áreas verdes, hidropónicos y aeropónicos para el consumo local.

En estas ciudades inteligentes se supone que vivirá el 70% de la población para el año 2050.  Serán ciudades diferentes : hiperconectadas, autosostenibles, más agradables  y humanas.

Aquella  ciudad futurista que profetizó Julio Verne en su novela de anticipación  París en el siglo XX (1863) ya no será una utopía urbanística más sino una realidad en un futuro próximo.

Wellness Destiny

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable. E-mail: susana_menendez@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.