Chocolate genial, sensual

Atraídos por la afirmación de que el chocolate es un placer mucho mas que alimenticio, sensual, en especial para la población femenina del planeta , un grupo de científico hizo una prueba entre 163 mujeres que dice haber  comprobado ese extremo.

Aquellas damas que consumieron chocolate experimentaron mayor deseo y placer sexual que las que no lo hacían, según los resultados.

¿Una exageración mercantilista?

El estudio hecho en  la Universidad de Sussex  en 2014 afirmó que aunque no actúe como algunos productos destinados a “alentar” la sexualidad, especialmente en los hombres, todo parece indicar que el chocolate es tan delicado y hermoso en sus estimulaciones como la misma mujer.

Es rico en lípidos, carbohidratos, fibra, magnesio, hierro, potasio, calcio y sodio y por ello está lleno de propiedades tonificantes y estimulantes.

Los resultados parecen probar que en los momentos de tristeza o de estrés, especialmente si se es mujer, el chocolate, sin ser explosivamente afrodisíaco, trabaja sutilmente para levantar el ánimo. ´

¿Pero que tiene el chocolate?

El principal elemento que le da reputación de afrodisíaco al chocolate  es psicológico, según explican algunos especialistas.

Se dice que un fragmento de chocolate sería encontrar nuevamente el seno materno en una señal de regresión a la infancia. En la adultez  ello brinda la paz necesaria para enfrentar el amor con sobriedad, conciencia y atención  en todos los sentidos.

Otros investigadores mencionan el contenido de feniletilamina en el chocolate porque estimula ciertas áreas del cerebro.

Un cóctel de psico-activos y excitantes aumentan naturalmente la producción de endorfinas, más conocidas como hormonas del placer.

Científicos reputados al escuchar la explicación dicen “no” porque tras consumirse la feniletilamina es rápidamente metabolizada de manera que no llega al cerebro en concentraciones significativas.

Se comenta, más humildemente, con sabiduría que algunos describen como popular que las mujeres piensan con cierto extremismo que comer chocolate da más placer que hacer el amor porque derretido en la boca se traduciría en una sensación más intensa que un beso apasionado.

 Oh Romeo, Romeo

A partir de la idea,  fue estudiada por investigadores en Estados Unidos la teoría que algunos llaman de Romeo y Julieta (achocolatados) .

Se tomaron el trabajo de comparar la frecuencia de los latidos del corazón de doce voluntarias en reposo después de comer chocolate negro, con 60% de cacao, y después de un beso con su pareja.

Según el equipo el placer derivado de comer chocolate tendría como efecto comparable a orgasmo, el doblar la frecuencia de latidos del corazón de 60 a 140 pulsaciones.

Turismo, bienestar y chocolate

Desde hace unos cuantos años una modalidad turística se abre paso, discreta.

Algunos la llaman “Choco-turismo” y promociona el saborear un buen chocolate cuando se está de vacaciones y en un ambiente paradisíaco.

Una de las sedes del “choco-turismo” está en el mar Caribe. Se trata de Granada, una isla descubierta por Cristóbal Colón en 1498 fue llamada después Concepción y más tarde por el nombre que lleva ahora.

 Bien podría llamarse “chocolate”.

Allí conviven personas de ascendencia africana, europeos y blancos de origen inglés, portugués, suizo y ruso. Y  se fabrica uno de los mejores chocolates del mundo.

Esto convierte a los granadinos en una de las poblaciones más diversas del Caribe.

La modalidad cumple una máxima del chocolate. Es democrático porque a todo el mundo le gusta.  Y en la isla se insiste que también  es afrodisíaco.

Tendrán buenas razones para creerlo.

Wellness Destiny

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.