Wellness home. “Hogar, dulce ( y saludable) hogar”

El hábitat, según la Real Academia Española, es “un lugar de condiciones apropiadas para que viva un organismo, especie o comunidad animal o vegetal”.

Nuestro hábitat, debe ser un espacio que nos ofrezca protección y seguridad. Idealmente en un ambiente saludable y acogedor.

En 2050, el hábitat ya no será esa simple vivienda que hasta ahora hemos conocido. Será un espacio autónomo, ecológico e integrado a un conjunto de eco barrios capaces de conjugar energías renovables y agricultura urbana.

Como es una urgencia y deber de todos luchar contra la contaminación ambiental y el cambio climático, habrá que innovar para adaptarse y crear modelos más sostenibles. Buena noticia: ese  “hogar futurista” a está emergiendo en las nuevas urbanizaciones.

Evolución de nuestro hábitat en los últimos 50 años.

De la cocina vintage a la futurista. En el pasado siglo la mayoría de las cocinas ocupaban pequeños espacios. Eran azulejadas, con mesitas de formica y enormes y oscuras alacenas donde se almacenaba mucho laterío y un sinnúmero de cajas llenas de bollería industrial, galletas, harinas refinadas, etc.

Por supuesto, no podía faltar el thermos (¡para conservar el café del día!) y la colección de potes plásticos. En aquellas cocinas vintage se guardaba “comida muerta”.

Las despensas servían para acumular conservas durante meses, incluso años. Muchos de esos productos eran alimentos malsanos y ultra procesados, sin gran interés nutricional. Y qué decir de los electrodomésticos ruidosos.

Pero lo peor de todo era que aquella cocina estaba aislada del resto de la casa, donde el “ama de casa” pasaba interminables horas a solas elaborando comidas. Por suerte eso ya es historia.

La cocina de los milennials será abierta y luminosa: un open space donde se priorice la “isla central” para favorecer la convivialidad.

También tendrá muros vegetalizados  y contará con neveras inteligentes y transparentes que dejarán ver hortalizas y verduras así como estanterías visibles rebosantes de hierbas aromáticas, legumbres, frutos secos, cereales integrales.

Le dirán “adiós” a los platos industriales llenos de aditivos y colorantes artificiales; no comerán frente a la tele ingiriendo sodas y toneladas de cacahuetes y pop-corn ni recalentarán ad infinitum la cena en el microondas.

Serán conscientes de que los malos hábitos alimenticios provocan diabetes y obesidad.

Practicarán el consumo responsable utilizando el vidrio y el cartón en lugar del envase desechable (ya estará prohibido su uso a partir de 2020). ¿Sueño o realidad?

Hogar con rquitectura ecológica y decoración saludable, ¿será posible?

Seleccionar los buenos materiales de construcción y decoración favorece nuestra salud y bienestar. Los nuevos arquitectos y diseñadores industriales ya están concibiendo cómo será el hogar del futuro teniendo en cuenta los cambios en los hábitos de consumir y una mayor concienciación de la población con respecto al tratamiento de los desechos, el reciclaje y la disminución del consumo de energía (que contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera).

  

Tener una casa ecológica ya no será un sueño, pronto será realidad. Aquí te sugerimos algunas iniciativas:

  1. Crear un salón espacioso (open space ) : privilegiando la luz natural, cenital y los colores claros que dan serenidad y ambiente zen ; con patio interior para que circule el aire.
  2. Priorizar el ahorro de energía: colocando buenos aislantes térmicos, resistentes y durables en paredes y pisos (fibras vegetales, ladrillos) que limiten el impacto ambiental.
  3. Usar materiales ecológicos y durables en la construcción como la madera y el bambú en lugar del cemento, y pinturas naturales en las paredes como la cal (menos nociva a la salud)
  4. Empleo de paneles fotovoltaicos para aprovechar la energía solar y que la casa produzca la energía que consume; usar grandes vidrieras murales y de techo para una ventilación sana.
  5. Economizar el agua y la luz: emplear un sistema de reciclaje de agua (recoger agua de lluvia para regar el jardín y usarla en los sanitarios) ; utilizar las bombillas LED (de bajo consumo).
  6. Usar materiales renovables o reciclables para el diseño de muebles como el bambú, el cartón, el papel o el aluminio que protegen nuestra salud, en substitución de los muebles tradicionales que contienen PVC ( sustancias tóxicas que al inhalarlas causan alergias ).
El hogar futurista: un espacio de vida ecológico y automatizado

En este inicio de siglo XXI, donde las ciudades se han vuelto tan densas y contaminadas, se impone “reinventar el hábitat” utilizando al máximo los avances científicos y las nuevas tecnologías.

El uso de la domótica, para garantizar el ahorro energético, el confort y la seguridad de nuestros hogares ya no será solo un privilegio en las casas de lujo.

Habrá que adaptar también el hábitat a la problemática de la autonomía y el mantenimiento a domicilio de las personas mayores, pues según un estudio, en 2050 los mayores de 65 años representarán el 30 % de la población europea.

Las nuevas tendencias proponen además crear muros y techos “vegetalizados” con el objetivo de ahorrar energía y dar una respuesta al cambio climático.

Ya se puede ver en los techos de algunos inmuebles de París esta “revolución verde”, donde nuevas generaciones de jóvenes entusiastas han creado pequeños huertos para el cultivo de hortalizas, verduras y plantas aromáticas utilizando la técnica de cultivos hidropónicos.

De esta forma se crea un ecosistema natural donde conviven en armonía el hombre y la naturaleza. Una buena iniciativa para conservar la biodiversidad del planeta.

En suma, repensar el hábitat utilizando las energías renovables será fundamental para limitar el uso de energías fósiles. Pero el verdadero desafío va a ser que ese hábitat futurista no tenga elevados costes y sea accesible a todos.

Ese sí será el “dulce hogar” que mejorará nuestra calidad de vida.

Wellness Destiny

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable. E-mail: susana_menendez@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.