Viajes transformadores: El viaje literario

Viajar es algo más que trasladarse de un lugar a otro tomando fotos.

El viaje literario nos permite “viajar en el tiempo” y descubrir aquellos lugares insólitos que estaban sólo en nuestras lecturas.

Las rutas literarias nos proponen descubrir una ciudad o un país a través de la obra de un escritor. El viajero-lector sueña con visitar esos lugares que inspiraron los textos de sus autores favoritos. Por ello, hemos seleccionado dos rutas literarias de excelencia que nos llevarán por el fabuloso mundo de dos genios de la Literatura Universal. Porque viajar es aventura, magia, libertad.

El caribe sudamericano, La Cartagena de “Gabo” y la Ruta Macondo

Colombia, y sobre todo el caribe sudamericano, fue la inspiración de toda la literatura de Gabriel García Márquez, pues es un país donde la realidad supera la ficción, como nos lo cuenta el autor.

Descubrir Cartagena de Indias a través de la obra del famoso novelista colombiano es una opción de turismo literario dirigida a los conocedores de su obra, pero también a quienes quieran viajar para descubrir la costa caribeña colombiana.

Cartagena, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, es además una ciudad mágica pues llegar aquí es como entrar en una novela del “Gabo”.

Un paseo a pie con el audio-tour “la Cartagena de Gabo” dentro del sector amurallado, permitirá descubrir los lugares donde vivió y escribió el nobel de literatura durante su paso por Cartagena de Indias en los años 40 y escuchar pasajes de la novela El amor en los tiempos del cólera.

Un bello paseo por las callejuelas del centro histórico pudiera comenzar en la Plaza Bolívar, lugar donde durmió en un banco el día que llegó García Márquez a la ciudad sin un centavo en el bolsillo.

Luego, seguir por la Plaza Fernández de Madrid (“Parque de los Evangelios” en la novela) y sentarnos en el banco donde se sentaba el desdichado Florentino Ariza “pretendiendo leer un libro de poemas a la sombra de los almendros”, espiando las idas y venidas de su amada Fermina Daza.

Después, caminar por el Portal de los Dulces, lugar donde el Dr. Juvenal Urbino examina el cadáver de su amigo Jeremiah, quien se envenenó por no querer llegar a viejo… De frente, encontramos la Catedral Santa Catalina de la Alejandría (donde se celebró la boda de Fermina y el doctor Urbino).

Al sur de la Catedral, la plaza adoquinada y las arcadas del Palacio de Gobernación (“Portal de los Escribanos”), donde Florentino escribía letras de amor para otros. Y concluir el paseo en la Plaza de la Aduana, lugar donde se celebra la fiesta gitana al inicio de la novela Cien años de soledad.

La “Ruta Macondo”, que rememora la novela Cien años de soledad, inicia en la ciudad de Santa Marta (costa caribeña colombiana) hasta Aracataca, ciudad natal del escritor. Aquí se encuentra la casa museo y se respira el ambiente que lo inspiró para escribir esta novela que narra la historia de la familia Buendía a lo largo de siete generaciones en el pueblo ficticio de Macondo.

Durante el camino, además de contemplar la exuberante vegetación y degustar platos típicos de la región, se visitan otros sitios emblemáticos que aparecen en la novela. Así, el viajero-lector, conocedor del realismo mágico, puede realizar una travesía por la geografía de Macondo en el mundo real.

Una encantadora Ruta Literaria para viajar en España: La Ruta de Don Quijote

Existe un recorrido ecoturístico oficial con la denominación “Ruta de Don Quijote”, de 2.500 Km, distinguido con el galardón “Itinerario Cultural Europeo”, otorgado por el Consejo de Europa.

En Castilla-La Mancha, Don Quijote constituye todo un símbolo que ha generado un turismo cultural deseoso de ver la realidad que describió Miguel de Cervantes: inmensas llanuras y lagos, molinos de viento, pueblos y castillos medievales, viñedos y olivares.

Este tour por los principales lugares que menciona el caballero andante consta de 10 tramos. He aquí algunos de los sitios más bellos:

1.Toledo, ciudad de las tres culturas: judía, musulmana y cristiana. Aqui vivió Cervantes, en el barrio de Santo Tomé, donde se encuentra la Catedral gótica de Santa María (1226).

2.Tembleque, pueblo que menciona varias veces en la obra, con una fabulosa Plaza mayor.

3.Campo de Criptana, situado en la provincia de Ciudad Real. Aquí, sitúa el autor el escenario del episodio más famoso del Quijote: la “lucha contra los Gigantes” (molinos de viento).

4.El Toboso, donde Don Quijote encuentra a la “sin par Dulcinea”. Se puede visitar su casa, un Hostal y un museo cervantino donde se conservan varias ediciones de la obra.

5.Argamasilla de Alba, pueblo que asegura ser aquel “lugar de la Mancha”, de cuyo nombre no quiere acordarse, y donde se encuentra la cueva de medrano, donde estuvo preso.

6.Ciudad Real, con su Plaza Mayor y el museo del Quijote. Muy cerca se encuentra Villanueva de los Infantes, con un bello conjunto histórico representativo del barroco español.

7.Almagro, pueblo que posee un « Corral de las Comedias » (Teatro del Siglo de Oro), y donde se celebra cada año un Festival de Teatro clásico. Aquí encontraremos un buen mesón donde degustar la gastronomía cervantina, el queso manchego y el vino de Valdepeñas.

8.Lagunas de Ruidera, un espacio natural único en Europa, situado entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, con humedales y ecosistema propio, cascadas y torrentes. Un lugar ideal para hacer senderismo. En este parque natural se encuentra la Cueva de Montesinos, donde Don Quijote tuvo las “fantásticas visiones” al ser hechizado por el Mago Merlín.

9. Alcalá de Henares, es un lugar de obligada parada pues Miguel de Cervantes nació en esta ciudad en 1547. Es Patrimonio de la Humanidad por su famosa universidad del siglo XVI.

10.Zaragoza, se dice que aquí estuvo Cervantes, en el Castillo renacentista. Fue además, el sitio donde se le confiere a Sancho la ínsula de Barataria. En el casco histórico se puede admirar la Catedral gótica de Nuestra Señora del Pilar, con pinturas murales realizadas por Goya.

Estas son solo dos propuestas de turismo literario, pero se pueden encontrar una infinidad de rutas en los más disímiles lugares. Las “rutas literarias” enriquecen el espíritu del viajero-lector y también dinamizan económicamente regiones poco conocidas. Esperemos que no se masifiquen.

Wellness Destiny

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.