Aeropuertos: Robots junto a más humanos

Los aeropuertos de todo el mundo, por bien que funcionen causan a los viajeros demoras, largas filas y tensiones.

Los expertos aseguran con cada vez más vehemencia que los robots pueden hacer, y ya hacen, mucho por ellos.

Un análisis de mercado tecnológico publicado en Boston bajo el título de The Airport Delight Report: Humans vs. Machines parece tener respuestas más amplias.

La investigación se basó en una encuesta a más de 2.000 viajeros.

Un resultado es preponderante. Los viajeros desean agilizar las operaciones en esas terminales.

Aunque no necesariamente mediante robots.

Según la encuesta el 60% de los viajeros permitiría a los aeropuertos rastrear su ubicación a través de un dispositivo móvil o portátil.

Pero siempre que este se use para redistribuir el personal humano de aeropuertos y reducir los tiempos de espera.

Un 19 % de los potenciales pasajeros aéreos gustan de los robots pero solo en ocupaciones específicas.

Aman, por ejemplo, a los robots interactivos que proporcionan información y servicios de conserjería.

En realidad, el 40% desea más zonas de carga de equipaje para acelerar las filas de seguridad.

El 54% valoraría las instrucciones paso a paso en el aeropuerto para moverse por las terminales y puertas.

El 75% desea actualizaciones en tiempo real sobre los tiempos de embarque previstos.

Esto ha llevado a pensar a los especialistas que ese mundo “no está del todo listo” para una experiencia demasiado automatizada

En especial en los aeropuertos los viajeros parecen añorar el calor humano

Aunque los aeropuertos no renuncian a la “inteligencia artificial” el sondeo aconseja una proporción de “calor humano”

Las actualizaciones constantes del estado del vuelo y los alertas de mensajes de texto antes del embarque deberían estar a cargo de personas de carne y hueso.

Eso mas numerosas zonas de carga de equipaje reducen la fricción y deleitan a los pasajeros, dicen.

Todo ello debe incluirse en una realidad avasalladora.

Y es que el turismo internacional atraviesa una revolución tecnológica.


Persistentes, los amantes de los robots afirman que en 2030 esos equipos humanizados andarán por todas partes.

Tienen fé en que así se resuelva el movimiento de los millones de pasajeros por todo el planeta.

Especialmente en los aeropuertos en una década estarán reemplazados totalmente los odiados procesos de check-in actuales.

Los muñecos inteligentes tendrán en sus manos datos cruciales de los viajeros en tiempo real como los estados de su salud y psicológico.

Se evitarán discusiones de viajeros y funcionarios, se espera.

Los estudios indican que un viajero al entrar al aeropuerto está abrumado por preocupaciones.

Incluso a los mas tranquilos y confiados no les pasa inadvertido un vuelo sobre el océano quizá de ocho o diez horas.

Con turbulencias y sacudidas indeseadas.

En 2050 se esperan vuelos en extremo seguros y plácidos y las terminales de un aeropuerto serán numerosas.

Habrá pistas de sobra incluso en pleno mar y la robótica será increíble.

La información a los pasajeros realmente de detalles.

Ya hay adelantos. Uno se ha denominado SkyTeam.

Esta es una alianza global de grandes aerolíneas que divulga mapas digitales con el objetivo de ayudar a los viajeros a orientarse en las terminales.

Todo gratuito y con androides.

En 2018 el servicio ya estaba activo en terminales de  Dubai, Hong Kong, Estambul, Londres Heathrow, Peking, Sydney y Vancouver.

SkyTeam  cubría ya ese año a mas de mil destinos en todo el mundo con  730 millones de pasajeros potenciales al año.

Aerolíneas Argentinas. AirFrance, Alitalia, Aeroflot, Kenya Airwasys, KLM, Vietnam Airlines, Delta, Aeroméxico y China Airlines participaban.

Quizá el dilema no sea “Robots vs Humanos”, sino una mezcla de ambos.

Wellness Destiny Photo by Roman Carey from Pexels

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor