Viajar de mochilero… con salud se disfruta más

¿Viajar de mochilero es sólo agarrar la mochila, cerrar la puerta de casa y lanzarse al mundo?

Bueno, en términos generales pudiera ser. Sin embargo -como casi todo en la vida- requiere algo de preparación.

Expertos del Hospital Italiano de Buenos Aires -considerado entre los mejores de América Latina- ofrecen algunas consideraciones.

Los consejos fueron elaborados por el equipo editorial de Aprender Salud, publicación del Instituto Universitario y el Hospital Italiano de Buenos Aires.

Lo primero es lo primero. Según estas recomendaciones es importante contratar un seguro médico, aunque lo ideal es no necesitarlo, claro, pero siempre es una garantía ante los imponderables.

El botiquín del mochilero

Otra recomendación es que el mochilero lleve un botiquín de primeros auxilios. Algunos elementos que debe contener su gasas estériles, solución fisiológica y antibióticos y vendas.


Otros productos necesarios incluyen antiácidos, analgésicos y otros recomendados para la indigestión.

Seguramente pienses que es demasiado para tu mochila, pero como viajas en grupo es fácil llegar a un acuerdo para distribuir el botiquín entre todos.

También es importante para el mochilero tomar medidas para evitar la insolación. Para ello es imprescindible llevar gorra y protector solar.

Otro engorro que puede provocar problemas de salud son los mosquitos. Por ello es conveniente incluir repelente en la mochila.

Seguramente proyectas también largas caminatas rurales o urbanas o escaladas. Así que debes garantizar llevar zapatos cómodos y mejor ya probados, así como otro par de repuesto.

Mochilero vacunado disfruta con seguridad

Hay otros muchos consejos, pero en términos de garantizar la salud es relevante viajar inmunizado contra enfermedades como la fiebre amarilla o el sarampión.

Lo ideal es una visita con tiempo suficiente al médico para actualizar todas tus vacunas.

Es importante también tener mucho cuidado con el agua de beber. Por ello es preferible evitar beber la del grifo y hervir la que se utilizará para lavar vegetales y verduras.

No está de más llevar pastillas potabilizadoras de agua y recordar que normalmente se deben añadir al líquido 2 horas antes de utilizarla.

Igual sucede con las comidas. A veces lo más económico nos sale caro en términos de salud.

Wellness Destiny / Foto: Loc Tran (Pixabay)  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.