El turismo masivo es Dolce Vita o quizá Star Trek

El sugerente filme  La Dolce Vita influyó en la cinematografía mundial tanto, que ha influido en el temido turismo masivo. La proóxima influencia en otra dirección podría ser Star Trek.

 Cinéfilos y personas con la edad suficiente nunca olvidaron la sensualidad de la escena en la que Anita Ekberg y Marcello Mastroianni  se bañan en la Fuente de Trevi, en Roma.

La producción del filme del inolvidable Federico Fellini estrenado en febrero de 1960 tuvo ingresos brutos iniciales de solo 28.250 dólares .

Con el paso de las décadas esos dineros se convirtieron en millones gracias al turismo.

Roma fue  muy favorecida con los ingresos por décadas generados por la Dolce Vita y no solo a la Fontana di Trevi.

No obstante, muchos en el planeta, en especial los que suelen pasar vacaciones en casa, comienzan a valorar la paz ante las multitudes.

Algunos de ellos se sorprenden de estar interesados en filmes diferentes a la Dolce Vita.

Star Treck puede sugerir largos viajes turísticos a Marte o aún mas lejos… de los turistas que comienzan a ser demasiados

El turismo masivo es Dolce Vita o quizá Star Trek

El trauma en la Fuente de Trevi ha confirmado a las autoridades romanas que quizá deba pensar en un cierre parcial del acceso y no solo a la popular fuente.

Existe otra razón. No solo el número de personas es lo que puede perturbar el orden público.

También las conductas humanas.

Es frecuente que algún turista animado quizá por el remoto ejemplo de  Ekberg y Mastroianni se de un baño en la fuente, a veces con muy poca ropa.

Y otros van mas allá y echan sus cervezas en Trevi, algunos tratan de usarla como piscina y otros hacen cosas impublicables.

Quienes quieren defender a toda costa la cultura y el buen comportamiento no confían ni en las multas ni siquiera en amables viajes a la comisaría.

Un político italiano subrayó que solo una buena barrera puede detener a tales “rufianes”.

Pero el muro puede terminar disminuyendo los visitantes o que algunos acuerden derrumbarlos.

Se dice que ni muros ni barreras resolverán el “Sobre-turismo”. Solo la Disciplina

Ciertamente las “locuras” turísticas no tiene relación con el “sobreturismo”, overtourism en inglés y que algunos llaman “hiperturismo”.

Porque el turismo en definitiva no son los intrusos sino gentes de vacaciones.

La gran industria global del turismo en cada rincón del mundo invita a pasear. Nunca a dañar lugares y monumentos culturales o históricos.

La industria turística solo espera ingresos y no turismo masivo destructivo

Para algunos se trata solamente de disciplina, algo que hay que mantener hasta en las iglesias en todo el mundo.

Fluyen las ideas y el enojo cuando los turistas son demasiados

La prensa italiana cita a Andrea Coia, presidente del comité de negocios del ayuntamiento de Roma.

El miembro del autodenominado Movimiento de Cinco Estrellas anti-establecimiento de Italia sugiere una “barrera protectora”.

Pero solo para quienes quieran sentarse al borde de “la fontana de Trevi

El funcionario propone pequeñas regulaciones también para Venecia y otros de los muchísimos sitios bellos e interesantes no solo de Roma, sino de Italia y quizá del mundo.

En el caso de la capital italiana afirma que es una de las ciudades más ricas en cultura del mundo.

Por ello una herencia como esta debe ser respetada y protegida”, dice su moción. “Necesitamos favorecer un tipo de turismo más respetuoso.

No obstante Coia y otros directivos en Roma  votan además por un control policial adecuado con patrullas que vigilen lo que puedan hacer los “mal educados”.

La industria global del turismo está “preocupada”.

Ciertamente el turismo masivo ya ha cansado a muchos en lugares tan distantes entre sí como Holanda y Australia.

Porque viene la “plaga” vacacional

Sí porque los turistas en exceso comienzan a ser llamados en algunos lugares como una “plaga”.

Por todas partes buscan soluciones. Un evento cuasi desesperado es la  Feria de Turismo de Berlín (ITB) o Venecia que prohíbe una y otra vez a los visitantes comer en lugares púbicos.

Barcelona, España, controla los alquileres y Dubrovnik, Croacia, impone cuotas a sus visitantes.

No es para menos. Vienen mas turistas

Según las estadísticas en 2030 habrá 1,800 millones de turistas en el mundo.

En tanto que la multitud aumenta, se reduce el espacio, que es limitado incluso en un planeta tan espaciosos como La Tierra.

De 1995 a 2016, el número de viajeros internacionales pasó de 525 millones a más de 1,200 millones.

Los expertos culpan a las compañías aéreas de bajo costo, y a los mercados emergentes como China, India o los países del Golfo.

Esos especialistas dicen temer por  la calidad de vida y la seguridad de los residentes originales, invadidos por todas partes, especialmente en su tranquilidad.

Se afirma que ciudades enteras corren el riesgo de morir  de “turismo masivo”, tratado como un enfermedad de la civilización.

La cuestión parece de urgencia entre otras razones porque la humanidad tiene deseos de viajar mas y mas y de alguna manera tiene mas recursos para hacerlo.

¿Cuanto vale un pasaje a Marte?.

Wellness Destiny Imagen de Bernd Hildebrandt en Pixabay

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor