Un destino verde como El Hierro

Paisajes lunares con abruptos farallones y piscinas naturales,  bosques húmedos de frondosa vegetación, vistas panorámicas que cortan el aliento, pionera en el uso de renovables.

La isla volcánica de El Hierro es un paraíso verde. Un destino ideal para los amantes de la naturaleza.

El Hierro, la isla más pequeña y occidental del archipiélago canario, permanece auténtica y tranquila. En la antigüedad, aquí estaba el fin del mundo conocido. Y sigue siendo remota, bella y misteriosa.

Fue declarada  Reserva de la Biosfera y Geoparque por su patrimonio geológico y natural único. Cuenta con seis Áreas naturales Protegidas que cubren el 60% de su territorio y una de las mayores Reservas Marinas de España.

Aquí se viene por los paisajes, la naturaleza, la tranquilidad.

El Hierro : un paraíso natural

En los últimos años es uno de los destinos favoritos para los amantes del turismo rural y deportivo, el senderismo y el buceo.  Seguir la Ruta de los Acantilados es la mejor opción para recorrer la isla en pocos días.

Una Red de senderos  atraviesa un bosque de pinares y laureles digno de un cuento de hadas, donde  podemos admirar un vasto ecosistema de plantas endémicas y gran variedad de líquenes, musgos y helechos arborescentes.

Un paisaje que contrasta con los desérticos campos de lava.

Hay que ver las Sabinas retorcidas, esos árboles típicos que han sabido luchar contra los fuertes vientos alisios y que le dan ese aire surrealista al paisaje.

Otra curiosidad es el Ecomuseo de Guinea, destinado a la cría del Lagarto gigante de El Hierro, una especie endémica en peligro de extinción.

En la Costa del Golfo bajamos por los acantilados hasta las piscinas naturales de aguas turquesas diseñadas por la lava.

Paramos en La Restinga, el pueblo más meridional de España, donde hay un pequeño puerto con lanchas que ofrecen visitar la Reserva Marina del Mar de las Calmas.

En este excepcional sitio de buceo, los amantes del submarinismo pueden contemplar uno de los fondos marinos más bellos del planeta con ecosistemas marinos únicos y especies protegidas : las mantarrayas, el tiburón ballena y mamíferos como el globicéfalo negro o el delfín jorobado.

Si se dispone de un fin de semana, una buena opción es el Hotel Balneario Pozo de la Salud. Conocido por sus aguas mineromedicinales ricas en sulfatos y bicarbonatos ideales para tratar problemas dermatológicos y reumáticos.

Ofrece además tratamientos con envolturas de barro, hidromasajes  y baños con piedras volcánicas calientes. Un momento de relax garantizado.

No olvidar antes de partir, contemplar desde la terraza una espectacular puesta de sol.

Porque en esta isla verde, los atardeceres son más apacibles.

Una isla futurista con energía verde

En los años 90, cuando aún no se hablaba de cambio climático, la pequeña isla de El Hierro ya tenía grandes proyectos : conjugar desarrollo sostenible y conservación del patrimonio natural.

Desde entonces, los herreños sueñan con una  economía verde y reducir los combustibles fósiles. Dicho proyecto se hizo realidad en 2014 cuando se inauguró la central hidroeólica de Gorona del Viento que funciona solo con fuentes renovables.

 Así en 2018 la central generó el 60% de la electricidad que consumió la isla. Y es posible porque aquí existen las condiciones geográficas y meteorológicas favorables para autoabastecerse con energías limpias y renovables como la hidráulica, la eólica y la solar.

Pero no solo esto.

Otros proyectos han ido floreciendo : programas de reciclaje y « residuo cero », movilidad sostenible con el uso del vehículo eléctrico para suprimir  las emisiones de carbono en la atmósfera, etc.

Promover la transición energética ha sido desde hace más de dos décadas la política de El Hierro. De hecho, es la primera isla en convertirse en energéticamente autosuficiente ; y siempre manteniendo la calidad de vida de sus habitantes, sus valores naturales y paisajísticos.

Hoy recibe el apoyo del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea que vela por cumplir los acuerdos de París, fomentar el uso de energías limpias y eliminar los combustibles fósiles para 2050.

Porque el objetivo final es independizarse del petróleo y alimentarse sólo con energía verde.

Un ejemplo de desarrollo sostenible digno de imitar en otras islas y regiones aisladas del planeta.

Wellness Destiny Fotos: Pixabay

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable. E-mail: susana_menendez@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.