El coronavirus también es enemigo del turismo mundial

Una de las medidas de las autoridades chinas tras poner sus hospitales en emergencia al detectarse el peligroso coronavirus fue suspender las ventas de giras turísticas por el país.

El Ministerio de Cultura y Turismo  del país asiático adoptó esas acciones de manera urgente bajo una emergencia grave que la ha hecho inevitable.

En el momento de detectarse los casos del nuevo virus en China se iniciaban las vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Los especialistas por el mundo han descrito las medidas extraordinarias de china como inevitables y de reacción oficial adecuada que busca detener una enfermedad por el momento sin antídotos.

El coronavirus no solo ha puesto la vigilancia médica universal en una fase de gran alerta, sino también a las economías y mercados financieros.

La industria turística peligra por el coronavirus

China es el mayor mercado emisor de turistas del mundo.

Sus viajeros de vacaciones gastaron 130.000.000 millones de dólares por el planeta en 2018.

El alerta  no es solo en China sino también universal. Aviones y barcos viajan hacia todas partes en todo minuto.

Son millones las personas que viajan constantemente en la búsqueda de lugares de descanso.

No es solo el mercado chino de turismo el que peligra con el coronavirus

Otros países

Ya se han detectado casos de coronavirus en varios países, incluyendo Estados Unidos y Gran Bretaña.

Esto significa que no solo los turoperadores y aerolíneas chinas están relacionadas con lo que puede ser una gran crisis de salud mundial.

Las medidas contra el coronavirus deben ser globales.

Estudios, investigaciones, documentales médicos y advertencias hechas en todo el mundo recuerdan que 50 millones de personas murieron de gripe en 1914.

La Primera Guerra Mundial en la misma época mató a 17 millones.

El impacto humano esta vez con un mundo miles de veces más interconectado actualmente podría ser terrible.

Primer frente ante el virus

No hay discusión que el primer “frente” ante un virus desconocido es el de salud.

Aún los pronósticos médicos no se ponen de acuerdo.

Pero estudios preliminares indican que si el brote del virus es relativamente limitado, la tasa de mortalidad del país afectado será de cualquier manera  dura.

Un ejemplo es Liberia durante el brote de ébola de 2014.

En ese país africano la tasa de mortalidad general del país se desplomó.

Las medidas de abandonar lugares públicos como tiendas, restaurante, cines y salas de conferencias además del transporte público son correctas, dicen los expertos.

En el campo de las finanzas, en centros financieros mundiales ya advierten que una pandemia expandida podría causar pérdidas profundas.

Estas son calculadas prudentemente en  500.000.000 de dólares anuales, el 0,6% del ingreso global planetario.

Alerta con los viajes, el virus  y el turismo

Una imagen en la televisión muestra oficiales de seguridad de la aviación con máscaras médicas mientras hacen guardia en un aeropuerto.

Analistas consideran que el mundo y dentro de este el mundo del turismo deben seguir el desarrollo del caso coronavirus siguiendo la rutina diaria mientras se pueda.

No obstante, las medidas de chequeo médico nacionales e internacionales deben doblarse o triplicarse.

La alarma con este peligroso virus surgido de la nada puede ser real en sus consecuencias.

Si no lo es, las reglas de protección que se adopten pueden quedar como un invalorable sistema humano preventivo para enfrentar a sus enemigos en el campo de la salud.

Wellness Destiny

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.