Consejos: Dude del dolor en sus rodillas

¿Le duele la rodilla?  Tras pasarse  la mano no debe dejar de preguntarse, si persiste, si es o no un “dolor referido”.

O sea un dolor que se siente en un área del cuerpo, pero lo genera otra.

Estudios médicos aseguran que el llamado “dolor referido” es a veces engañoso.

En el caso de la rodilla  parece provenir del lugar donde se siente.

Aunque el problema esté en la cadera.

Las experiencias médicas indican que, por ejemplo,  un problema con la articulación de la cadera suele reflejarse con un dolor en la rodilla.

El “acertijo” en estos casos es diferenciar entre el l dolor irradiado y el referido.

En el primer caso el “mensaje” del dolor se mueve desde un  punto A un punto B” y puede identificarse el lugar en que siente.

En cambio una señal clásica del referido es el de la osteoartritis en la cadera,  que se refleja en la  ingle, la parte inferior del muslo y… la rodilla.

Los estudios usan otro ejemplo mas extremo para describir el dolor referido.

El que puede brindar un ataque cardíaco.

na señal de ese padecimiento puede ser  una sensación de dolor en la mandíbula.

Pero las rodillas también pueden  doler por sí mismas.

Deportistas, turistas y personas en la vida común lo saben.

El dolor de rodilla puede tener causas que no se deben a una enfermedad “escondida”.

En gran parte puede surgir tras mucha actividad física o la falta de ella.

También son culpables frecuentes las  lesiones  como torceduras o esguinces.

¿Dolor en medio del bosque?

Puede tenerlo cuando pasea o explora por un  camino sinuoso.

Una persona tiende a sentarse para descansar en un área limitada y a menudo lo hace sobre las rodillas por un tiempo prolongado.

Dolor seguro.

En efecto e l dolor de rodilla es una queja frecuente que afecta a personas de todas las edades y por diversas actividades o falta de ellas.

Puede ser resultado de una lesión, como una rotura de ligamento o un desgarro de cartílago.

Preferencias por dolores leves

Y muchos tipos de dolores de rodilla descritos como leves responden bien a medidas también leves de cuidado personal.

Si persisten es buena la fisioterapia y los dispositivos de inmovilización de las rodillas que pueden  aliviar el dolor.

Pero  confíe como preventivos los ejercicios para el bienestar de las rodillas.


Hay algunos muy sencillos y pueden resolver dolores leves pero molestos.

Uno de ellos es sentarse en el aire

De pie con la espalda contra la pared, se separan las piernas.

Entonces se comienza a descender muy lentamente hasta encontrarse “sentado” en el aire.

Tras unos 15 segundos así reincorporarse  lentamente. Y repetir 5 veces al día.

Existe un principio inviolable en todos los casos de dolor en las rodillas que persista.

Primero que todo consultar a su médico.

Y eso es válido para cualquier dolor que se mantenga.

Wellness Destiny / Foto: Pixabay

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor