Moda sustentable en defensa del medio ambiente

¿Se puede vestir a la moda y ser un viajero consciente teniendo en cuenta que esta industria es de las más contaminantes del planeta? La moda sustentable es un concepto que puede dar una respuesta.

En realidad la industria del vestido es uno de los elementos que tenemos en cuenta a diario y sobre todo cuando viajamos, ya sea por trabajo o por turismo.

Pero a menudo olvidamos incluir este factor entre las formas de proteger el medio ambiente.

Y ello aunque según la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa el sector produce al menos 20 % de las emisiones de aguas residuales y 10 % de las de carbono.

Sólo a la producción de algodón se atribuye 22,5 % del uso global de pesticidas.

De otro lado el teñido y el tratamiento de los textiles generan de 17 % a 20 % de la contaminación de agua de origen industrial de acuerdo con la Unión internacional para la conservación de la naturaleza.

En cuanto a los mares se calcula que los ciclos de lavado lanzan a las aguas unas 500,000 toneladas de microfibras.

Las dimensiones corresponden con una industria que produce más de 100,000 millones de prendas anuales y aumentará en 63% hasta 2020 según Greenpeace. 

Menos impacto ecológico

Pero aunque quizás no con la celeridad necesaria el pensamiento ecologista está permeando también esta industria.

Algunos buscan ya tecnologías más eficientes, que mejoren los procesos de producción y disminuyan el impacto ecológico.

Otra arista del mismo tema es elegir materias primas vinculadas con la sustentabilidad, el uso de materiales reciclados y la utilización de ropa usada, entre otros aspectos. 

Una de las consideraciones que comienzan a ganar espacio es el uso del algodón y el lino orgánicos, cuyo cultivo no requiere pesticidas y consume menos agua.

Ello forma parte de la búsqueda de soluciones sostenibles en la industria de la moda.

En esta orientación participan firmas de renombre mundial como Inditex, Adidas, Burberry, Ralph Lauren y H&M, Gap, Giorgio Armani y Nike, entre otras.

Fashion Pact / El Pacto de la Moda

Una iniciativa que tomó cuerpo -promovida por Emmanuel Macron, presidente de Francia- es el llamado Fashion Pact, firmado por más de 30 compañías en agosto de 2019.

Como parte de ello Inditex, Zara, Zara Home, Massimo Dutti y Uterqüe se comprometieron para 2023 a eliminar las bolsas y otros objetos de plástico de un solo uso de sus negocios.

Igualmente se proponen reciclar o reutilizar los residuos.

En cuanto a la materia prima el compromiso es antes de 2025 lograr que todo el algodón y lino utilizado sea orgánico y el poliéster reciclado.

También se proponen sacar de los suministros materias primas cuya extracción provoque alto impacto en el medio ambiente.

Otras empresas incluso están instalando un concepto novedoso en el que el diseño contribuye a disminuir el impacto negativo de la moda.

Diseño sostenible para la moda sustentable

Una de ellas es The North Face, una empresa estadounidense de productos de recreación al aire libre propietaria de Timberland y Vans

Recientemente Tim Hamilton, jefe de diseño de The North Face, dijo a Stacey Cook  de National Geographic su concepto de “diseño sostenible”.

El concepto de moda sustentable va implícito en su Colección Eco Heritage con telas 100 por ciento recicladas, y la Colección Bottle Source, con la reutilización de plástico de un solo uso.

El diseño sostenible busca un impacto positivo al aumentar la cantidad de veces que se usa la ropa antes de desecharla.

En opinión de Hamilton esta podría ser una forma más poderosa de capturar valor, reducir la presión sobre los recursos y disminuir los impactos negativos. 

Lo ideal sería una prenda que dure toda la vida.

Textiles reciclados de alta calidad

En su opinión diseñar y producir ropa de mayor calidad también ayuda a modificar la percepción para que un artículo pase de ser desechable a ser un producto duradero. 

The North Face se propone utilizar textiles reciclados y de alta calidad y diseñar con un aspecto clásico que dure más allá de las tendencias.

Igualmente considera importante probar la ropa en el campo para asegurarse de que los elementos técnicos garanticen la durabilidad.

Eso del lado de los creadores de moda y productores de textiles.

Pero los consumidores también podemos aportar a la defensa del medio ambiente. 

¿Cómo?.

Quizás no siendo esclavos de la moda que lleva a desechar prendas todavía en buen estado.

También observando mejor los materiales de los que está hecha nuestra próxima prenda de vestir y ¿por qué no? incluir la ropa usada en las opciones.

Así que si te precias de ser un viajero consciente o defensor del medio ambiente, estos son algunos tips a tener en cuenta la próxima vez que hagas tu maleta para viajar.

Wellness Destiny /Imagen de Ahmad Ardity en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.