Carnet de Voyage : El arte de dibujar el mundo

La 20e edición del Festival Carnet de Voyage se despidió de Clermont-Ferrand hasta 2020.

El Rendez-vous du carnet de voyage – un festival único en Francia – apuesta por un viaje más ético, más humanista y abierto a otras culturas.  Esta vez el tema fue el viaje alternativo.

Y como cada año se dieron cita un centenar de “carnetistas” del mundo con sus originales obras salpicando de colores un gris fin de semana otoñal. Una vuelta al mundo en imágenes.

Carnet de Voyage, otra manera de contar el viaje

Durante un fin de semana la ciudad de Clermont-Ferrand devino punto de encuentro entre carnetistas y público, escritores-viajeros y dibujantes, realizadores y conferencistas que compartieron esta manera de expresión pluridisciplinaria que es el Cuaderno de viaje.

En tres días más de diez mil visitantes acudieron a la exposición de quienes dominan el arte de contar el viaje participando en talleres y debates junto a fotógrafos, autores y editores.

Todos los estilos estaban presentes : de la acuarela a la historieta, el carnet digital o sonoro.

El público pudo descubrir  impresiones de viajes y encuentros con otros pueblos y culturas, plasmadas en historias contadas en primera persona así como las técnicas usadas para hacer un carnet : collage, pintura a lápiz o crayones de colores, pastel, dibujos con tinta china

Un lenguaje universal es el arte de dibujar el mundo

 El carnet de viaje es una creación personal del viaje. Una narración visual y literaria que oscila entre artes gráficas, periodismo y poesía, ritmada a través del camino recorrido.

Este año la exposición contaba con un invitado de honor : el periodistachino Li Kunwu, –considerado como el mejor dibujante chino de la actualidad – quien presentó la interesante exposición  « El sur de China al filo del lápiz » donde habla de Yunnan, su provincia natal.

Con un gigantesco fresco de veinte metros de largo el autor quiso representar la antigua ruta del té y el milenario sendero de muleros que unía Birmania con la región del Tibet central.

El arte de dibujar del cuaderno en papel al 2.0   

Paseando por los stands de la Feria vemos con agrado un lápiz que se desliza en una hoja, una curva y varios trazos rápidos en otra, pinceladas de acuarela en un cartón…  A veces bastan unos minutos  para que surja de repente un paisaje o un esbozo de silueta humana.

Pero si el carnet de viaje en papel es aún tendencia, desde hace poco el carnet conectado  también quiere abrirse camino insertando códigos de barras en medio de dibujos y textos.

El carnet conectado,  inserta unos codigos de barras QR en el Smartphone donde pueden cargarse aplicaciones específicas que permiten  acceder al contenido (videos, fotos, música).

Otra modalidad de carnet conectado son los Urbans sketchers, quienes dibujan  in vivo  escenas de la vida urbana y las suben a las redes acompañadas de un pequeño comentario.

Unos bocetos realizados en las grandes urbes que siguen cientos de miles de personas.

El (viejo) arte de dibujar el Mundo

 En todas las épocas han habido aventureros, exploradores, escritores y pintores que partieron a lugares recónditos del planeta motivados por el sueño del mundo desconocido.

Durante los siglos XIX y XX muchos artistas y escritores de occidente mostraron su interés por los países del Magreb y el Medio Oriente. Y nos dejaron sus escritos, dibujos y fotos que hoy tenemos la suerte de admirar en los principales museos a través del mundo.

Como el pintor Eugene Delacroix, que descubrió el Magreb entre 1831-32 y confeccionó uno de los primeros carnet de viajes conocidos.

En efecto, Delacroix realizó dibujos y acuarelas de paisajes, del desierto con sus tribus de nómadas Beduinos y la población local que luego volcó en sus pinturas orientalistas, describiendo un oriente entre realidad e imaginación.

Carnetistas de hoy, los “Phileas Fogg del siglo XXI

Los carnetistas de hoy parten también en busca de conocer de cerca otros pueblos y otras culturas para – según nos confesaron los participantes del Festival – encontrarse a sí mismos y también como una manera de “proponer un viaje más ético, más razonado y razonable”

La asociación que organiza el Festival Carnet de voyage quiere promover el viaje alternativo. Una forma de viajar que toma tiempo pero exige curiosidad y respeto hacia otras culturas.

En todo caso, la idea de inmortalizar el viaje en un cuaderno podría llevarnos, quizás, a relatar una novela de viajes como aquella que nos contó el ilustre novelista francés en 1872.

Wellness Destiny Fotos: Pixabay

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable.