Alarma en el crucerismo fluvial por cambio climático

Mientras las alarmas suenan con más fuerza debido a la disminución del caudal de los ríos a causa del cambio climático, las líneas de cruceros fluviales aceleran sus acciones para lograr eliminar la emisión de gases contaminantes lanzados por las embarcaciones.

La situación más crítica ocurrió durante el verano en Europa, donde el reducido nivel de las aguas en varias rutas obligó a aplazar diversos tramos y transportar en ómnibus a los pasajeros hasta puntos que permitan la navegación y donde abordan otro barco para continuar el recorrido.

El sitio especializado Weekly Travel informó sobre el caso de la compañía Ama Waterways, la cual tuvo que otorgar una noche extra en un hotel a sus viajeros en espera una embarcación más pequeña durante un viaje por el Danubio.

PRONOSTICAR ES MUY DIFÍCIL

Según los expertos, uno de los problemas más grave está motivado por la imposibilidad de pronosticar con suficiente tiempo la variación en el caudal del agua, debido a que se produce de manera repentina y “puede cambiar abruptamente de un día para el otro”.

Por su parte, la compañía Uniworld Boutique River Cruise Collection, con itinerarios por los ríos Rin, Danubio, Douro, Po, Volga y Sarona, todos europeos, tuvo que cancelar algunos de sus tours y ofrecer itinerarios alternativos.

La primera de esas vías fluviales registró espacios en niveles mínimos históricos de su caudal y motivó que hasta los cargueros lleven menos peso o dejen de navegar por el río, indicaron las autoridades alemanas.

TAMBIÉN EN EL MAR

Las consecuencias del cambio climático no solo atañen al crucerismo fluvial, sino que abarca a toda esa modalidad turística, al punto de tener que establecer normas para la reducción de las emisiones contaminantes desde los barcos hacia el mar, el aire y los puertos.

Algunas de las regulaciones establecidas o en estudio con respecto a las aguas residuales, el contenido de sulfuro en los combustibles, el uso de plantas eléctricas más eficientes, entre otras.

CERO EMISIONES

La meta es alcanzar “Cero emisiones”, un camino largo, pero posible gracias a los avances tecnológicos, en opinión de los especialistas.

Y así lo demuestra la línea Hurtigruten que une las costas oeste y norte de Noruega, empeñada en dotar a sus barcos de sistemas basados en el biogás líquido, un tipo de energía renovable que puede provenir de los peces muertos y otros desechos orgánicos.

Se trata de una fuente limpia, considerada como el combustible más amigable con el medio ambiente, dijo el director ejecutivo de esa empresa, Daniel Skjeldam, al sitio Cruise Industry News.

El ejecutivo recordó que el norte de Europa y Noruega poseen grandes riquezas pesquera y forestal que generan volúmenes considerables de residuos orgánicos para la producción de biogás.

Wellness Destiny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.