Yoga y ecología : De un pájaro las dos alas

Este verano hemos podido apenas evacuar el estrés acumulado durante el confinamiento.

Porque el espectro del coronavirus aún planea y el miedo a un rebrote este otoño acecha.

Es obvio que la pandemia ha tenido un impacto sobre nuestra salud física, mental y sobre todo nuestro modo de vida. Ahora se trata de reconectar con nuestra interioridad y entorno.

Penetramos en el universo yoga de Eli, Profesora de Yoga Vinyasa, quien nos invita a descubrir un nuevo programa de yoga al aire libre y reconectarnos con Madre Natura, con la tierra y con el chakra raíz, con la luna y con el sol. Una escapada al corazón verde de Italia este otoño nos hará bien. Para los amantes del yoga, la naturaleza y el bienestar. Namaste!

Elizabeth Cardenas Profesora de Yoga Vinyasa
Elizabeth Cárdenas, Profesora de Yoga Vinyasa

Interviú Zen a una Yogui ecorresponsable.

Yoga y ecología son indisociables. Uno de los valores del yoga es la conciencia ecológica. Entre los valores ecológicos de un yogui- amén los rituales de bienestar- están el uso de  bicicleta, consumir  bio y local, el veganismo… por razones climáticas y de ética animal.

El reto medioambiental nos atañe a todos. ¿Qué puede aportarnos el yoga como filosofía de vida para nuestra salud y la salud del planeta? Danos algunos secretos «eco-yógicos»

« El yoga aboga por el respeto a los seres humanos, los animales, la naturaleza. El hombre forma parte de la naturaleza y debe cuidarla porque de ello depende su subsistencia en la tierra. Cuando practicamos yoga en exterior entramos en comunión con la naturaleza y aprendemos a vivir de manera lenta. Creamos rituales como celebrar el alba o la puesta del sol, la luna nueva o llena, el cambio de estaciones. En textos antiguos como el Yoga Sutra, la relación con la naturaleza es esencial. Muchos hablan incluso de ecología interior del yogui».

« A mis alumnos les aconsejo practicar yoga al aire libre para sentir la sensación de anclarse en la tierra, conectarse al cielo y respirar aire puro ; meditar por la paz y salud del planeta, evitar el consumo excesivo. La austeridad es la base para llevar una vida sana », explica Eli.

Eli es solar, alegre. Irradia un aura positiva cuando se ejecuta dentro y fuera de la estera. Podemos definirla como la fuerza tranquila del yoga cuando encadena sus Saludos al Sol.

¿Qué buscabas en el yoga al inicio? ¿Cómo ve un yogui el nuevo mundo poscovid ?

« Al inicio solo buscaba el aspecto físico de la disciplina. Luego leyendo textos como el Yoga Sutra descubrí técnicas de meditación y relajación. Enseño Yoga Vinyasa y pranayamas, una práctica que me permite entrar en un estado meditativo, me da calma y paz espiritual. Hoy valoramos más el estilo de vida yoga : vida lenta, sana y más próxima de la naturaleza».

¿Cómo será el día Puertas abiertas ? ¿ Existen opciones para éste otoño poscovid ?

« Con clases yoga de varios estilos y dos Profesoras: @sophieyogaroma y @elicardenasyoga

« El 14 de octubre daremos clases de Yoga Vinyasa flow, yoga Restaurativo y Power yoga. Haremos también demostraciones de yoga-danse, canto de mantras y sesiones de Gong Bath healing : un baño sonoro y vibratorio que tiene efecto calmante, purifica la mente y relaja.

Mis clases combinan asanas tradicionales con vinyasa flow  y danza debido a mis raíces cubanas. Así he creado un yoga rítmico, fluído y dinámico donde asocio musicoterapia y cromoterapia para trabajar los chakras a través de los colores y liberar energía positiva»

 Háblanos del proyecto en Umbria Flora Wellness &Yoga Retrait, ¿ un nuevo concepto ?

« Proponemos un retiro en una casa rural situada en plena llanura espoletana, inmersa en la Umbria bucólica. Las sesiones de yoga se harán en grupos de 8 personas donde realizaremos Saludos al sol y posturas tradicionales mezcladas con versiones más modernas y lúdicas para resaltar la dimensión social y saludable del yoga y como modo de vida ecorresponsable».

« Organizaremos un primer retiro otoñal a partir del 20/10/2020 con un programa original alternando Vinyasa flow, meditación, danza y actividades deportivas. Las sesiones matinales con cursos de yoga dinámico y en la tarde yoga restaurativo, pranayamas  y mantras con música zen y new age. El objetivo es conjugar yoga, turismo de naturaleza y actividades al aire libre en un momento en que aún el coronavirus no ha desaparecido totalmente. Así vamos a poder regenerarnos practicando senderismo, bicicleta, paseos a caballo ; pesca deportiva de la anguila en el Río clitunno, visitar las famosas Cascadas de mármore, el Parque regional  Monte Subasio-una reserva natural que forma parte de la vía francígena- o borgos medievales como Spoleto, Spello, Asís… En suma, relanzar nuestra  energía vital ».

Decía B.K.S. Yyengar que A aquel que está deprimido, abatido, el yoga le eleva el espíritu. Un retiro yoga es para respirar, reconectar con la naturaleza y estar en armonía con los elementos. Este otoño déjémonos mecer por el follaje y las fragancias florales de Umbria.De semejante sitio solo se sale en levitación, como la flor de lotus en el estanque.

Más informaciones e inscripción en : www.elizabethcardenas.it

Wellness Destiny / Foto: Pixabay

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable.