Turismo accesible tras la Covid-19. ¿Todos incluidos?

Luego de un sombrío año salpicado con segunda ola de Covid-19, el sector turístico prepara su retorno bajo dos condiciones .

Estas son accesibilidad y durabilidad. Solo así podrá reinventarse.

A menudo se asocia el turismo accesible a personas con discapacidad o movilidad reducida. Craso error.

Van incluidas también personas  con déficit sensorial, edad avanzada, mujeres embarazadas o que viajan con bebés o niños autistas.

Son personas deseosas, como todos, de vacacionar.

La pandemia ha demostrado que el turismo debe refundarse sobre nuevas bases.

No se puede concebir un turismo de calidad e inclusivo cuando éste no está al alcance de todos.

La ONU ha declarado el 3 de diciembre “Día internacional de personas con discapacidad  para reafirmar que la discapacidad forma parte de la condición humana.

Una buena ocasión para sensibilizar a los turoperadores a promover el derecho de todos al ocio y al bienestar.

 Turismo para todos, porque nadie es perfecto

Foto: Pixabay

En el transcurso de nuestras vidas muchos sufriremos discapacidad temporal o permanente.

Es un hecho que incluso ha tocado las puertas del cine con películas como  Intocable (2011) y anteriormente con Forrest Gump (1994), aquel astuto joven con discapacidad intelectual.

Y es que las personas con discapacidad y movilidad reducida son turistas como los demás.

Quieren viajar y buscan las mejores opciones, sobre todo en tiempos de pandemia que exige sitios al aire libre.

Pero tienen dificultades para acceder a muchos destinos turísticos pues se topan con barreras de todo tipo: físicas, arquitectónicas, de comunicación, transporte, etc.

Segun la Organización Mundial del Turismo (OMT) en el mundo existen 1000 millones de personas con algun tipo de discapacidad temporal o permanente, ya sea motora, sensorial o intelectual.

Pero ello no significa que no puedan disfrutar de la bella experiencia de viajar.

También-recuerda la ONU- para 2050 el 20% de la población mundial tendrá más de 65 años.

El Turismo del siglo XXI tendrá que ser inclusivo

Tal afirmación se desprendió de la III Cumbre Iberoamericana de Turismo accesible que se celebró el pasado año en Montevideo, Uruguay.  

Fue uno de los eventos de turismo más importantes de la región donde se dieron cita turoperadores y expertos en turismo accesible  a nivel mundial.

Allí se reafirmó la necesidad de integrar a los turistas con discapacidad y movilidad reducida al mercado internacional del turismo, para el bienestar de todos.

La reunión, auspiciada por la OMT, abogó por la accesibilidad a las instalaciones, productos  y servicios  turísticos de personas con discapacidad.

Es una idea que ha cobrado mayor peso en estos momentos de reconfinamiento, toques de queda y restricciones de viajes pues ha reforzado el aislamiento social, sobre todo el de las personas de la tercera y cuarta edad.

 El turismo accesible ofrece ventajas a todos.

El sector del turismo accesible está en incremento debido al aumento de enfermedades crónicas en edades tempranas y al envejecimiento de la población mundial.

Por ello representa una oportunidad de negocio que genera actividad económica y crea empleo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que mejora la imagen de los destinos (si logran fidelizar a los viajeros) .

Contribuye a desestacionalizar y crear viajeros “multiclientes” (los seniors y personas con discapacidad viajan en cualquier periodo y, en general, van acompañadas).

Y lo más importante : genera empleo pues es necesario crear infraestructura en parques naturales, playas accesibles.

También formar personal calificado (intérpretes en lenguaje de señas, elaborar información turística en braille, chefs especializados en menús para celíaco).

Además deben ofrecer nuevas opciones deportivas : buceo accesible para personas con discapacidad, yoga terapéutico adaptado al handicap, tirolinas y ciclovías adaptadas, etc.

Habrá que reinventarlo en la nueva normalidad

Segun varias agencias de viajes y turoperadores consultados por WD, el turismo nacional y rural se incrementará en 2021 pues muchos países aún desaconsejan viajar al extranjero.

Se comprobó el pasado verano en la desescalada cuando vacacionistas ansiosos de respirar aire puro vivieron la ilusión de un mundo sin covid, antes que los golpeara la segunda ola.

Así que ante una nueva era postpandemia es necesario reinventar el turismo de fácil acceso.

Y los turoperadores deberán promover destinos accesibles con nuevos protocolos de higiene Covid-19 que garanticen la seguridad del viajero y del personal de las instalaciones turísticas.

Los viajeros con discapacidad buscan también aventura y viajes auténticos porque viajar es una necesidad humana y las personas discapacitadas (¿imperfectas?) ansían sentirse vivas.

La certeza del pasado se desvaneció. El turismo tiene que reinventarse, incluyendo a todos.

Wellness Destiny.

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable.