China abre al turismo ruinas de Liangzhu

Solo 2 semanas despues de su declaración como Patrimonio Mundial de la Humanidad, China abrió al público las famosas ruinas arqueológicas de la ciudad de Liangzhu.

Situado en Hangzhou, provincia de Zhejiang, el sitio puede ser visitado por unos 3.000 turistas cada día.

Para permitir las visitas se adhiere a las regulaciones internacionales sobre conservación, preservación y desarrollo de los lugares patrimoniales.

Las ruinas datan de 5.300 años, abarcan un área central de 14.3 kilómetros cuadrados. Este lugar albergó parte de una civilización urbana primitiva, con la agricultura de cultivo de arroz como su base económica.

El lugar contiene restos de la ciudad que incluyen un palacio, altares, 11 represas en etapas tempranas y segmentos de cementerios. 

Ruinas de Liangzhu modifican la historia

Esta área comprende 4 partes: la zona de Yaoshan, las presas de contención superior e inferior y el asentamiento de la ciudad propiamente dicho. 

Entre sus riquezas más valoradas está una notable cantidad de jade ceremonial que, según los estudiosos, confirman un sistema ritual complicado. Asimismo apunta a la existencia de un reino con una autoridad combinada de la deidad y la realeza.

Para los expertos, las ruinas arqueológicas de Liangzhu ratifican que la civilización china comenzó hace 5.000 años. Ello significa un milenio anterior de lo sostenido hasta ahora.


Igualmente confirman la existencia de una antigua comunidad urbana caracterizada por la construcción de obras y monumentos con tierra.  Se trata de un urbanismo planificado e incluye un sistema de conservación del agua.

El otorgamiento del título en 2019 permite mejor protección y preservación del sitio, considerado de valor universal excepcional.

El jade para conocer las ruinas de Liangzhu

La capital china acaba de instalar una exposición sobre las ruinas arqueológicas de Liangzhu, titulada “Liangzhu y la antigua China: La civilización de 5.000 años revelada en Jade”.

La muestra contiene 260 artículos, entre ellos una amplia variedad de objetos de jade. Esta piedra preciosa de color verde para los especialistas “contiene la esencia de la civilización Liangzhu”. 

China es el segundo país con más sitios Patrimonio de la Humanidad. Posee 55,  de ellos, entre los que destacan La Gran Muralla, el Mausoleo del primer emperador Qin y los palacios imperiales de las dinastías Ming y Qing en Beijing y Shenyang.

También el Templo y cementerio de Confucio y residencia de la familia Kong en Qufu, el Palacio de verano y jardín imperial de Beijing y los santuarios del panda gigante de Sichuan.

Patrimonios en todo el mundo

La lista la encabeza Italia con 55 lugares, seguida por China, España (48), Alemania (46), Francia (45), India (38) y México (35).

En total, la Unesco contabiliza 1.073 sitios, de ellos, 832 en la categoría de culturales, 206 naturales y 35 mixtos, en 167 Estados Partes de la  Convención de 1972 para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.