Turismo sostenible, prioridad para el Caribe

Considerada como la región más dependiente del turismo en el mundo, el Caribe está empeñado en reforzar la relación entre ese sector y el medio ambiente.

Para los expertos del área, ese vínculo debe ser íntimo e infinito. Ello porque el turismo sostenible constituye la única opción para la supervivencia, independientemente del nicho de mercado que se persiga.

Con ese propósito, la Organización de Turismo del Caribe (CTO) impulsa el trabajo hacia políticas en esa materia a nivel nacional y regional.

Esa entidad defiende que el turismo sostenible radica en el uso óptimo de los recursos naturales, culturales, financieros y humanos para el desarrollo nacional sobre una base equitativa y autosostenible.

Todo eso, con el propósito de proporcionar una experiencia única al visitante y una mejor calidad de vida para los ciudadanos a través de asociaciones entre gobiernos, el sector privado y las comunidades”.

Prioridad para el Caribe

Al respecto, la CTO insta a reconocer que la sostenibilidad del turismo en esa parte del mundo requiere coordinación y cooperación para poder mantener el equilibrio entre lo económico y el desarrollo ambiental y sociocultural.

La meta es vencer los desafíos relacionados con el mantenimiento de los flujos turísticos necesarios. Su propósito es garantizar la estabilidad económica y el uso adecuado de los recursos en beneficio de los locales y turistas.

La organización regional apuntó que el éxito se basa en un desarrollo que reconoce impactos ambientales, socioculturales y económicos.

Y que también aborda las necesidades de las comunidades de acogida, los turistas, el medio ambiente y las partes interesadas de la industria.

La agenda de una próxima reunión sobre el tema recoge la alarma de Naciones Unidas sobre los sistemas de soporte de vida natural de la tierra. Su llamado es a favor de modelos de desarrollo dirigidos a la sostenibilidad del destino turístico.

Conferencia regional

Ese foro pretende impulsar nuevas formas de planificación, gestión y comercialización. Para ello se basa en estrategias de sostenibilidad que faciliten las innovaciones relacionadas con el problema.

Entre ellos está el enfrentamiento al riesgo climático, la reducción de residuos y la participación de la comunidad. Otro aspecto es la aplicación del llamado Internet de las cosas. 

La prioridad para el Caribe está marcada por una gran presión sobre la economía de sus países y su impacto sobre el sector turístico.

Ese aspecto incluye cambios en la conciencia del consumidor y la necesidad de que el sector turístico de la región sea más astuto en cuanto a la planificación del turismo y la gestión de los recursos.

La región caribeña recibió casi 30 millones de turistas en 2018, medio millón menos de las visitas registradas en 2017.

Wellness Destiny / Imagen de Matthias Burtscher en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.