Idioma español o castellano, la cuestión es el turismo

El segundo idioma más hablado del mundo y de alto impacto en el turismo es tan rico y variado que hasta presenta una pugna en su nombre concreto: español o castellano.

El debate, avivado en el reciente Congreso de la Lengua Española en Argentina, tiene lugar pese a que la denominación de “español” es la utilizada en todos los organismos, como Naciones Unidas y la Unión Europea.

Precisamente la ONU acaba de celebrar el Día del Idioma Español (23 de abril). Una de las lenguas oficiales de esa organización junto con el inglés, el francés, el árabe, el ruso y el chino.

Se trata de un “vínculo para entender la riqueza cultural de muchos pueblos en el mundo”, en opinión de la presidenta de la Asamblea General de la ONU, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa.

Idioma español en expansión

Según el Instituto Cervantes, en la actualidad más de 577 millones de personas hablan español en el planeta y 480 millones de ellas como lengua materna.

Solo el chino mandarín lo sobrepasa con más de mil millones de parlantes. El inglés ocupa el tercer escaño.

A nivel global, el 7,6% de la población mundial es hispanohablante. Casi 22 millones de personas estudian español en 107 países.

Al mismo tiempo, constituye la tercera lengua más utilizada en internet (7.7% de los internautas). En las principales redes sociales (Facebook y Twitter) y el segundo en número de usuarios, detrás del chino mandarín.

Existen en todo el mundo alrededor de 7000 idiomas. En Europa hay 230 y en Asia 2000.

Y para el año 2060, Estados Unidos será el segundo país hispanohablante del mundo, después de México, con 119 millones. Esa cifra equivale al 28,5 por ciento (casi la tercera parte) de la población estadounidense.

Idioma y turismo

Para el Instituto Cervantes resulta prioritario acentuar los aspectos culturales de la lengua y convertirla en un idioma de comunicación internacional y de ciencia.

Más, en tiempos en que el aprendizaje y práctica de una lengua no materna experimenta una pujante fuerza dentro de las modalidades del turismo.

Ese ímpetu dio origen a la aparición de una nueva forma turística denominada turismo idiomático. También se puede ver su influencia el turismo literario, aunque no es privativo del idioma español.

Su importancia radica en la repercusión del dominio de la lengua en el aspecto económico del turismo, su contribución a la imagen del destino y al consumo de productos complementarios como el ocio, la cultura y la gastronomía.

Se trata de las actividades que realizan las personas durante sus viajes a lugares distintos al de su entorno natural, por un período de tiempo inferior a un año, con el fin de adentrarse en un idioma distinto al de su entorno natural.

La definición fue elaborada por la Organización Mundial del Turismo.

Nuevo debate: español o castellano

Mientras, las discusiones giran ahora en torno a si se trata de idioma “español” o “castellano”, pues algunos especialistas consideran que la primera denominación deja fuera otras lenguas.

“Yo no hablo español, sino una variante de castellano, el rioplatense (del Río de la Plata)”, afirmó el poeta y traductor argentino Jorge Fondebrider, quien criticó al diccionario de la lengua por calificar muchos términos de “americanismos” e ignorar los “españolismos”.

Wellness Destiny /Foto: Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.