Escapada otoñal en Irlanda

Irlanda- también llamada Isla Esmeralda por los verdes matices de sus praderas- es como la soñamos : remota, romántica y misteriosa.

Un destino y dos países, una historia milenaria.

Tierra de paisajes fantásticos, leyendas y tradiciones célticas aún latentes en sus habitantes.

Es en otoño (cuando las hordas turísticas ya han amainado) el momento ideal para visitarla.

Nos propusimos viajar desde Belfast hasta Antrim por la ruta costera de Irlanda del norte para descubrir algunos escenarios de Juego de Tronos.

Sin olvidar la festiva y literaria Dublín.

 Dublín es una fiesta

Fundada por los Vikingos hacia 840 en la orilla del río Liffey, Dublín tiene talla humana y es una de las capitales más jóvenes y dinámicas de Europa.

Visitamos un pub del mítico barrio de Temple Bar para escuchar la música tradicional céltica en vivo mientras bebíamos una pinta de Guinness.

Luego recorrimos con la mirada el Wall of fame de músicos pop-rock irlandeses que debutaron aquí como Van Morrison, U2, Sinéad O’Connor, Rory Gallagher.

Dublín, ciudad literaria

¿ Puede uno enamorarse de una ciudad a través de su literatura ?

Aquí los motivos sobran. Porque esta ciudad vió nacer a cuatro Nobeles : S.Beckett, G.B.Shaw, W.B.Yeats y S.Heaney.

Y hemos llegado nada menos que a la ciudad natal del emblemático escritor James Joyce.

Joyce construyó en Dublín casi toda su obra e hizo un retrato minucioso de la ciudad y sus habitantes en la novela Ulises (1922).

Los lectores de Joyce festejan cada año el Bloomsday para rendir homenaje al protagonista de la novela (Leopold Bloom) y así honrar a su autor.

Otro hijo ilustre de Dublín fue el escritor satírico Jonathan Swift, autor de los Viajes de Gulliver.

Hoy sus restos reposan en la Catedral de Saint Patrick, en el centro histórico.

Dublín, la romántica

No podía faltar un paseo romántico por el elegante barrio de Merrion square para admirar su arquitectura de estilo georgiano.

Y encontrarnos con otros reconocidos héroes literarios.

En efecto, Merrion square fue el epicentro de la aristocracia anglo-irlandesa del siglo XIX.

Aqui vivió el dandy Oscar Wilde y su estatua lánguida encima de una roca en los jardines del parque sonríe con ironía al paseante.

A unos pasos se puede visitar el Trinity College donde estudió-entre otros literatos- el célebre Bram Stoker conocido de todos por su obra Drácula.

 Un recorrido cinematográfico por Irlanda del Norte

De la República de Irlanda fuimos hasta Belfast en tren. Ahora estamos en el Reino Unido.

Antes de emprender la travesía al Condado de Antrim, visitamos el Belfast Titanic Quarter.

Allí estaban los astilleros y fue concebido el mítico transatlántico que zarpó el 10 de abril de 1912 para realizar su primer y último viaje.

Vale la pena visitar el Museo. Conmovedor.

Frente al museo, los Titanic Studios donde rodaron algunos escenarios de Juego de Tronos.

 Road trip costero en Antrim : All aboard for Westeros!

Partimos a los confines de Irlanda del Norte para conocer localizaciones de Juego de Tronos.

Ante nosotros, una de las rutas panorámicas más espectaculares de Irlanda con románticos castillos medievales y un dramático paisaje de acantilados .

Un paisaje natural empleado en la serie y que atraviesa los glens de Antrim: verdes valles bucólicos con pueblitos pesqueros.

Nos adentramos en los glens y descubrimos Glenarm.

Es un pueblo costero famoso por haber sido testigo del naufragio de varios galeones de la “Armada Invencible”  de Felipe II en 1588.

Vimos el puerto de Carnalough (canal de Braavos).

Aquí se filmó la escena donde Arya Stark emerge del agua arrastrándose por las escaleras del puerto hasta Braavos (temporada 6).

Bajamos a las cuevas de Cushendun en los pies de un acantilado.

Allí Melisandre engendró la sombra maligna ante la mirada de Davos Seaworth (temporada 2).

Seguimos por una estrecha ruta costera hacia Ballycastle con vistas a la península de Kintyre (Escocia).

Era inevitable detenerse en ese entorno salvaje y romántico para recordar la bella balada de Mc.Cartney & Wings : (…) My desire is always to be here / Oh, mull of Kintyre…

Visitamos Ballintoy (Puerto de LordSport, Pyke) donde rodaron varias escenas de diferentes temporadas como la del regreso de Theon Greyjoy para ser bautizado en las islas de hierro.

Seguimos la ruta costera y nos alejamos de los escenarios de la saga para ver una curiosidad geológica.

La Calzada del Gigante -Patrimonio de la Unesco- una vía de piedras poligonales extendida al pie de 40 mil bloques basálticos que surgieron durante una erupción volcánica hace 60 millones de años.

La leyenda cuenta que fue construída por el gigante guerrero celta Finn Mac.Cool para unir las dos costas y poder así desafiar a Benandomer, su rival escocés…

Recuperados de nuestras emociones, seguimos la costa y justo al borde de un acantilado nos topamos con el castillo medieval de Dunluce (siglo XIII) que en la serie es el castillo de Pyke.

Al final, nos adentramos en The Dark Hedges (Camino Real) en Ballymoney.

En un sendero de hayas cuyas ramas se entrelazan formando un inquietante túnel.

Este fue el escenario de la huída de Arya en una carreta disfrazada de chico, de Desembarco del Rey (temporada 2).

Regresaremos, para conocer Winterfell y la fortaleza de los Stark.

Seguiremos descubriendo el universo fantástico de George R.R.Martin  para sucumbir nuevamente al encanto de esta isla.

Wellness Destiny

Susana Menéndez

Susana Menéndez

Graduada en Ciencias Biológicas (UH) y en Filología Hispánica (Université Clermont Auvergne (UCA)- Francia. Sus experiencias en diferentes ámbitos (científico, docente) animan su quehacer cotidiano a partir de la práctica del consumo responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.