El turismo suena a música

El turismo musical brindó en 2018 una grata sorpresa al Reino Unido al contribuir con más de 6,6 mil millones de dólares   a la economía.

Una buena noticia que recordó la multimillonaria “Era Beatle”.

El año pasado esa modalidad generó en Irlanda del Norte, más de 10 millones de dólares, según la entidad UK Music , una entidad industrial británica.

 Casi 300,000 turistas de música visitaron el norte irlandés entonces para asistir a festivales, a espectáculo o a conciertos.

Más de 1,000 empleos equivalentes a tiempo completo también fueron sostenidos por el turismo musical en Irlanda del Norte, según el estudio

Esos trabajos incluyeron una variedad de roles, desde promotores e ingenieros de sonido hasta personal de seguridad y bar.

La música es salud para las personas y para las finanzas.

Las estadísticas pueden traducirse de una sola manera: la industria musical creció globalmente en el planeta.

El turismo musical ya es protagonista de la industria del ocio.

La modalidad genera ingresos en espectáculos en vivo, en el empleo industrial , en el comercio minorista y en las exportaciones de una nación.

La música excelente es así una extraordinaria aliada del turismo

Análisis confiables indican que en 2019 los artistas del llamado género urbano como Ozuna, Bad Bunny y Daddy Yankee estuvieron al mismo nivel que Ed Sheeran, Drake, Calvin Harris y David Guetta.

Y esto ocurrió en todo el mundo

Otro dato es que el tipo de música varía de acuerdo a la edad de las personas.

Es por eso que los jóvenes escuchan artistas como Bad Bunny, las personas entre los 36 y 45 años escuchan a Piso 21 y Nicky Jam, aquellos de 46 a 55 artistas como Carlos Vives.

Los adultos mayores pueden tener otras preferencias, pero siempre incluyen el rock o sus diversos afluentes con The Beatles a la cabeza.

Los cantantes atraen muchedumbres capaces de cruzar el Atlántico e incluso el Pacífico por ver a sus estrellas.

Se consolida además un fenómeno idiomático, Hoy se puede tener un gran impacto planetario sin ser un artista nativo de habla inglesa.

Y Londres es una Torre de Babel musical

Aunque Broadway es el referente mundial por excelencia de los mejores espectáculos, los musicales en Londres no tienen nada que envidiarle.

El turismo musical es alentado por muchas razones, pero también por la facilidad de comprar entradas baratas por Internet.

Los promotores londinenses tienen fama en cuanto a ofrecer descuentos.

La capital de Inglaterra es ciertamente aún un creciente mercado en línea cada vez más complejo.

Existe un Mapa del Rock beatlemaniaco y “very British”

Si un país ha ganado la fama de ser la cuna del turismo musical ese es el Reino Unido

La razón es porque es además la cuna de muchos artistas legendarios, como cientos de lugares icónicos relacionados.

Y desde luego en Liverpool puede contar con el “Mapa del Rock”  donde se guarda como reliquia el  The Cavern Pub .

Allí se escucharon las primeras canciones de los cuatro fabulosos.

Pero el turismo musical no es solo el de la cuna.

La cita musical de San Remo, Italia es un certamen musical inaugurado el  29 de enero de 1951 y desde entonces no ha dejado de ganar la imaginación del universo.

El próximo será del 4 al 8 de febrero de 2020.

En 2019 tuvo lugar en el  Teatro Ariston y estuvo Claudio Baglioni acompañado por Claudio Bisio y Virginia Raffaele, todod con bien ganada reputación internacional.

Del otro lado del Atlátntico,  en  Argentina la música corre por los campos y ciudades. Un corazón cultural mas de la nación.

Los argentinos tienen un programa de gran atractivo denominado Premios Hugo en Calle Corrientes.

Hace poco Premios Hugo entregó  diplomas para todos los nominados de 2018-2019,.

Los musicales al aire libre se han arraigado en la calle  Corrientes, famosa aún hoy entre otras cosas por un tango que la mencionó.

Brasil, por su parte, está repleto de  tradiciones y fiestas brasileñas  muy musicales en especial el carnaval de Riode Janeriro.

En Chile es un ejemplo elocuente de turismo musical el Festival de la Canción de Viña del Mar, que se lleva a cabo sin falta cada  última semana del mes de febrero.

 El Caribe es tan rico en música, y tan diversos, que se comunican de una a otra isla con su percusión, guitarras y maracas.

Cuba, Jamaica, República Dominicana compiten con México en tradiciones y música popular.

Se dice que Estados Unidos no podría vivr un año sin sus festivales musicales relevantes.

Entre estos sobresalen Coachella que se celebra en pleno desierto. Muy popular, ciertamente.

El de Lollapalooza es también al aire libre al aire libre y se prolonga por un largo fin de semana.

El humor y la danza se unen al indie y al rock alternativo en Chicago.

South by Southwest presenta los nombres más prometedores de la música o el cine actúan en locales de Austin, Texas.

El Bonnaroo incluye cuatro días de acampada en Manchester, Tennessee, acompañados del mejor rock.

El festival Made in América fue fundado Jay Z y es el escenario cada año de los mejores grupos del mundo del pop, el hip-hop o la música electrónica.

Wellness Destiny / Foto Pixabay

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor