De como escoger nuestros alimentos cuando viajamos

Un malestar corporal puede arruinar las mejores vacaciones, por ello es importante tener mucho cuidado en nuestros alimentos cuando viajamos.

En este contexto un elemento importante es garantizar alimentos saludables.

Esto no quiere decir que no nos dejemos llevar de vez en cuando por el sibarita que casi todos llevamos dentro.

Pero, como norma, saber que alimentos escoger sobre todo en lugares de costumbres diferentes a las nuestras es una recomendación siempre adecuada.

Por ello es importante conocer lo que hoy se llama una “alimentación limpia”

La experta de la Clínica Mayo Katherine Zeratsky explica en la página web de esa institución algunas claves de la Dieta de la Clínica Mayo.

Lo primero, según la especialista, es que esta concepción no es realmente una dieta, sino un estilo de vida.

En segundo lugar hay que acercarse al concepto sin prejuicios. Aunque parezca una moda de los “foodies” Zeratsky asegura que se alinea con los principios básicos de alimentación saludable.

Uno de ellos es comer más alimentos reales y menos procesados ​​o refinados. 

Esta orientación no implica eliminar la comida de conveniencia a veces necesaria. 

Pero lo que los expertos reclaman es que te asegures de que el contenido de la lata o paquete sea real y con pocos ingredientes.

Proteínas vegetales entre los alimentos cuando viajamos

Otro factor importante es comer para alimentarse, lo que significa ingerir comidas regulares y balanceadas y refrigerios saludables nutritivos y sin apresuramiento. 

Aunque siempre es bueno preparar la comida en casa, es importante si estás de viaje elegir sabiamente lo que pones en la mesa.

¿Cómo? Eligiendo más alimentos a base de plantas para aumentar las proteínas de origen vegetal. Ellas están en frijoles, lentejas, guisantes, quinua, cebada y trigo sarraceno.

Otros consejos importantes son realizar mucha actividad física durante el día pero dormir lo suficiente por la noche.

Asimismo es conveniente tomar medidas para evitar trastornos del tracto digestivo que algunos llaman la diarrea del viajero.

Alimentos cuando viajamos y la diarrea del viajero.

Muchas veces esta afectación ocurre cuando visitas un lugar con clima o prácticas sanitarias diferentes al hogar.

Por ello es importante tener cuidado con lo que come y bebe mientras viaja, pero también incluir en la maleta medicamentos aprobados por el médico.

A veces, según los expertos de la Clínica Mayo, el problema es provocado por el estrés de viajar o un cambio en la dieta. 

Sin embargo, lo más usual es que sea culpa de un agente infeccioso. Se trata de bacterias, virus y parásitos a las que los cuerpos de los lugareños están acostumbrados y desarrollaron inmunidad, pero el nuestro no.

Aunque hay destinos de alto riesgo para la diarrea del viajero también algunos grupos son más propensos a desarrollar la afección.

Inmunidad y aventura

Los especialistas aseguran que este problema se detecta más en turistas adultos jóvenes, aunque las razones no están claras.

Pudiera ser que carezcan de inmunidad adquirida, pero también que tienen un espíritu aventurero mayor, incluyendo sus elecciones dietéticas.

Otro grupo es de personas con sistemas inmunes debilitados, lo cual aumenta la vulnerabilidad a las infecciones.

También personas con diabetes, enfermedad inflamatoria intestinal o cirrosis hepática que hacen el organismo más propenso a la infección.

La advertencia abarca a quienes toman bloqueadores de ácido o antiácidos porque la reducción del ácido del estómago posibilita la supervivencia bacteriana.

Igualmente el riesgo de diarrea del viajero varía según la temporada en ciertas partes del mundo. Por ejemplo, el riesgo es más alto en el sur de Asia durante los meses calurosos justo antes de los monzones.

Un consejo básico sería mira lo que comes: es mejor hervirlo, cocinarlo, pelarlo u olvidarlo. Pero como ello no siempre es posible aquí va algunas reglas para disminuir los riesgos:

Reglas de salud de los alimentos cuando viajamos

No consumas alimentos de vendedores ambulantes.

Evita la leche no pasteurizada y los productos lácteos, incluido el helado.

Evita carnes, pescados y mariscos crudos o poco cocidos.

Aléjate de alimentos húmedos a temperatura ambiente, como salsas de buffet.

Come alimentos bien cocinados y servidos calientes.

Apégate a frutas y verduras que puedas pelar, como plátanos, naranjas y aguacates. 

Aléjate de ensaladas y frutas que no puede pelar, como uvas y bayas.

Ten en cuenta que el alcohol no te pone a salvo de agua hielo contaminados.

Evita el agua no esterilizada, del grifo, pozo o corriente. Si necesitas consumir agua local, hiervela 3 minutos.

Trata de no usar cubitos de hielo hechos localmente y jugos de frutas hechos con agua del grifo.

Ten cuidado con las frutas en rodajas que pueden haber sido lavadas en agua contaminada.

Las buenas costumbres y los alimentos cuando viajamos

No nades en aguas que puedan estar contaminadas.

Mantén la boca cerrada mientras te duchas.

Toma bebidas enlatadas o embotelladas en sus envases originales siempre que tu seas quien rompe los sellos de los envases.

Limpia cualquier lata o botella antes de beber o verter.

Usa agua embotellada para cepillarte los dientes.

Utiliza agua embotellada o hervida para mezclar la fórmula para bebés.

Cuando pidas bebidas calientes, como café o té, asegúrate de que estén bien calientes.

Si no es posible comprar agua embotellada o hervirla, lleva medios para purificarla. 

Y nunca está de más reforzar las buenas costumbres del hogar como utilizar solo platos y utensilios limpios y secos y lavarse las manos antes de comer.

Wellness Destiny /   Imagen de Peter H en Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.