Arkansas, paraíso de viajeros que aman las bicicletas

Aunque Arkansas pareciera no necesitar mucha promoción turística aparte de sus belleza naturales, está ratificando la potencialidad del ciclismo en la industria de los viajes.

El llamado Natural State es un paraíso para actividades al aire libre. La caza de patos, venados y pavos salvajes o la pesca de truchas son algunas opciones.

Pero recorrer la región en bicicleta se ha hecho también popular. Ello se corresponde también al auge del convencimiento de los beneficios de esta actividad física.

Según un estudio de la  Walton Family Foundation el ciclismo produjo en 2018 más de 51 millones de dólares. De ellos casi 27 millones de dólares correspondieron a gastos de visitantes de fuera del estado.

Se estima que ese año de 90,000 a 150,000 turistas en bicicleta visitaron el noroeste de Arkansa. Según el estudio el 55 por ciento de los ciclistas de montaña en estos senderos no eran residentes de la región.

Con la investigación la Walton Family Foundation pretendió evaluar los impactos que los senderos para bicicletas del Noroeste de Arkansas tienen en la economía.

Sus resultados muestran la vitalidad del ingreso del turismo en bicicleta.

Futuro del turismo en Arkansas

De acuerdo con Arkansas Money & Politics, actualmente se invierten millones de dólares en infraestructura adicional para bicicletas.

La idea es aprovechar una tradición favorecida por más de un siglo.

La publicación recordó que el impulso a la infraestructura de ciclismo en Arkansas comenzó a fines del siglo XIX. En ese momento los ciclistas de Estados Unidos cabildeaban para mejorar las condiciones de las carreteras.

Ello derivó en el Movimiento de las Buenas Vías, que en 1896 formó una rama en Arkansas. Posteriormente sus esfuerzos llevaron a la creación de la Comisión de Carreteras de ese estado.

Desde la década de 1970 el ciclismo entró al mercado turístico de Arkansas. Entonces se creó la Joe Martin Stage Race en Fayetteville.

En 1989 nació el Ozark Mountain Bike Festival, primer festival de ciclismo de montaña de Arkansas, en Devil’s Den State Park.

Durante la década de 2000 la infraestructura para bicicletas creció. El Arkansas River Trail en el centro y el Razorback Regional Greenway en el noroeste se incorporaron al mapa turístico.

Más beneficios que el turismo

De acuerdo con el estimado de Arkansas Money & Politics en el noroeste los senderos para ciclismo de montaña se construyen aproximadamente a una milla por semana.

Pero el ciclismo deja al estado mucho más que beneficios turísticos. Según el estudio el ciclismo proporciona 86 millones de dólares en beneficios de salud generales cada año.

Ello incluye 79 millones estimados por reducción de mortalidad y 7 millones en costos de atención médica evitados.

Pero no solo el noroeste de Arkansas utiliza esta opción.

Hot Springs abrió en 2018 el Northwoods Trail con más de 15 millas de senderos disponibles. En total más de 44 millas formarán el sistema de senderos.

Northwoods Trail ofrece variantes para el nivel de los ciclistas: verde (principiante), azul (intermedio) y negro (avanzado). Los senderos combinan XC, flujos y saltos de líneas de salto.

Una opción de muchas variables para esta saludable modalidad del turismo de bienestar en Arkansas.

Wellness Destiny / Foto: Razorback Regional Greenway

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.