Hacer turismo con Postmates …y ganar dinero

¿Hacer turismo con Postmates? Pero si eso es una aplicación para hacer entregas a domicilio.

Claro que sí. Pero resulta que en temas de iniciativa el ser humano parece poseer una capacidad infinita.

Bueno, es cierto, Postmates ofrece entregas a pedido de sus restaurantes y tiendas favoritas mediante una aplicación que es fácil descargar en el teléfono.

Su base está en la ciudad estadounidense de San Francisco, pero se extendió ya a todo el país y llegó a Ciudad de México.

Pero resulta que, según revela el blog de la compañía, en el verano de 2018, Jordan Turner y su hermana gemela Morgan, decidieron renunciar a sus trabajos diarios y emprender un viaje de un año por Estados Unidos. 

¿Cómo lo financiaron?

Ellas se percataron que la empresa operaba en más de 550 ciudades en el país y a partir de ahí idearon su plan de hacer turismo con Postmates.

Nota: según estimados ya la compañía realiza entrega en casi 3,000 ciudades estadounidenses.

Resulta que si eres miembro de la flota de repartidores de Postmates la aplicación te va ubicando cuando la tienes abierta.

Y de esa forma puedes seguir haciendo entregas en cualquier ciudad del país donde estés registrado.

Otra ventaja es que, aunque no conozcas la ciudad la aplicación te permite vincular la dirección a tu aplicación de rutas preferida, como GoogleMaps, por ejemplo.

Viajar y ganar dinero para pagar tu estancia

Entonces Jordan y Morgan pensaron que si se convertían en repartidoras de podrían hacer turismo con Postmates. La idea era alojarse en diferentes ciudades y ganar dinero para pagar sus gastos donde quiera que fueran.

El sistema de la compañía establece que cada lunes coloca a los repartidores el dinero ganado la semana anterior en su cuenta de banco.

Incluso, si se requiere ante se puede solicitar el adelanto de la fecha con un costo de 0.50 dólares.

Estas turistas descubrieron, además, que viajar de esta forma permite también conocer más de la cultura de cada lugar.

Ellas consideran que es divertido cuando estás en diferentes ciudades y la gente ordena cosas diferentes. 

Un vistazo cultural diferente

Al respecto explican que en Portland, por ejemplo, puedes estar repartiendo filetes de un bar a las dos de la mañana y obtienes un vistazo diferente de la cultura de cada ciudad. 

Se debe aclarar que una opción de la aplicación es que la abres cuando te conviene, así que no tienes que estar sometido a un régimen riguroso de horario, más allá del que tu decidas.

En cuanto a los momentos inesperados favoritos en el camino ellas expresaron que fue particular ver como en Washington DC, muchas personas utilizan la opción de comprar sin salir de casa.

En su opinión es un recordatorio de que algunas de estas aplicaciones son buenas para personas que en el pasado necesitarían un cuidador, que algunas no pueden pagar. 

Una ventaja -señalaron- es que hoy Postmates se encuentra en muchos lugares, más que el verano de 2018 cuando iniciaron el viaje. 

Varios días en cada ciudad… y estancias rurales.

Según su experiencia muchas poblaciones pequeñas tienen Postmates ahora, por lo que no siempre deben visitar grandes ciudades. 

Ellas constataron que se puede explorar algunas de las partes rurales de Estados Unidos, lo cual consideran increíble. 

¿Te imaginas entonces cómo sería viajar y pagar tu estancia con el dinero que recibes mientras recorres y conoces sus rincones?

Por el momento Postmates funciona fuera de Estados Unidos sólo en Ciudad de México. Pero hay otras similares en diferentes países que pudieran brindar una oportunidad similar a la aprovechada por Morgan y Jordan.

En este caso no siempre necesitas coche, porque la aplicación permite repartir con motos, bicicletas y a pie, aunque los ingresos dependen del tipo de transporte.

¿Te animas?

Wellness Destiny Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.