Turismo del uisce beatha o del whisky

El inspirador fue San Patricio, patrón de Irlanda, quien en sus años terrenales llevó a Irlanda un alambique y una nueva técnica de destilación.

Así comenzó el largo camino hacia el turismo del uisce beatha, como se conocía en lengua gaélica al whisky en su fórmula de inicio.

El whisky, aguardiente de cebada y agua pura, tomó desde entonces el camino, si se quiere, “de la fama”.

El resplandor del uisce beatha.

En  1170 los normandos de Enrique II de Inglaterra, duque de Normandía, se aficionaron a la  bebida, fuerte, beneficiosa y resplandeciente en especial antes de los combates.

La bautizaron como whisky.

Aún está haciendo historia el brebaje de San Patricio, que ya no es del santo patrón, sino de los millones de gentes por el mundo que “mojan” sus fiestas personales y colectivas con las diversas marcas.

Edimburgo y Escocia entera han asumido hace siglos el whisky como propio, tanto, que lo consideran suyo.

Pronto, un edificio actualmente vacío en la hermosa y antigua ciudad escocesa podría transformarse en un centro de clase mundial del Whisky.

Ofertas del turismo del whisky

De aprobarse el proyecto proporcionará un espacio para eventos relacionados con una importante marca del Scotch, con salas y escenarios de  música, teatro, relaciones comunitarias y un bar-academia.

El whisky es un producto de gran linaje en Escocia que, según expertos produce el mejor del mundo.

En Escocia y con el punto de partida en esa ciudad, se ofrecen Rutas del whisky, que une la tradicional bebida con los lugares mas fascinantes de la esa región del Reino Unido de Gran Bretaña, un llamado mas que todo a los curiosos turistas.

Los escoceses recomiendan una ruta a recorrerse en una semana que incluye las destilerías mas importantes del país.

Un ejemplo de lo que espera a los vacacionistas es la destilería de Glenkinchie, a media hora en automóvil desde Edimburgo es un edificio de estilo victoriano construido en 1825.

En sus alrededores se conservan las  casas donde se alojaban los artesanos que mantenían la industria del whisky.

Algunas de las calidades de whisky escoces se fabrican aún a la  manera tradicional, en barricas de madera y siguiendo los pasos exactos de hace dos siglos.

En Inverness, una ciudad que ya es universal, está el Lago Ness ciudad y leyenda  típicas escocesas incluyendo el evasivo y legendario monstruo del lago.

También el whisky de gran calidad, hecho totalmente a la mano. Se dice que el mismísimo monstruo gusta de  darse tragos en algún paraje secreto

Bienestar, whisky y Turismo del uisce

En Escocia el whisky fue destilado por vez primera por el fraile John Cor que obtuvo entonces lo que equivaldría en la actualidad a 1.500 botellas.

Quizá por sus orígenes francamente religiosos se afirma que el whisky  puede prolongar la vida.

Un estudio mucho mas actual hecho en 2010 descubrió que los bebedores moderados tenían una tasa de mortalidad general más baja que los bebedores pesados o incluso los que no bebían.

Cantantes y whisky

Se dice que tomar con moderación la bebida mejora las gargantas afectadas y hace de las voces sonidos dulces y angelicales.

Puede ser que el efecto no sea ese para los que no sabe cantar, pero sí sentirán un rápido alivio si mezclan la creación de San Patricio con agua tibia y miel. Y practicar el Turismo del uisce.

Wellness Destiny / Foto: Pixabay

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.