Cocinar el pescado reduce los contaminantes

Los expertos recomiendan ingerir pescado como mínimo 1 o 2 veces a la semana. Su principal virtud es que son una fuente importante de proteínas, vitamina D y ácidos grasos omega-3.

Ahora bien, este alimento no ha quedado exento del incremento de la contaminación del agua y la atmósfera. La identificación real de este problema es parte del concepto en auge que favorece una alimentación saludable.

Con ese objetivo investigadores europeos realizan un programa encaminado a determinar la parte de los contaminantes detectados en el pescado asimilados por el ser humano.

Una de las primeras investigaciones indican que la cocción del pescado reduce a más de la mitad la concentración de un producto orgánico presente en el medio ambiente.

Según investigadores de la la Universitat Rovira i Virgili, de Tarragona, España, y del Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera el compuesto químico conocido comercialmente Galaxolide es absorbido por el cuerpo humano.

El Galaxoide, una amenaza

El Galaxolide es una fragancia sintética utilizada en productos perfumes, cosméticos, jabones y acondicionadores.

Gracias a una característica que impide su eliminación total por las instalaciones depuradoras de aguas residuales es uno de los contaminantes de mayor presencia en el medio ambiente, según estudios recientes.

En particular se ha identificado su presencia en pescados y mariscos en niveles que amenazan la salud humana.

Ahora bien, la investigación de los expertos vascos y portugueses se centró en la determinación del peligro real en los casos de consumo.

El tema es que normalmente se determina el riesgo mediante el análisis del pescado crudo, pero usualmente este se consume cocido.

¿Cocinar pescado al vapor o fuego directo?

El estudio, por primera vez, analizó el efecto de la cocción del pescado en 2 especies (bacalao y caballa), así como cuál es la fracción del contaminante que absorbe el cuerpo humano al consumir la merluza.

La investigación demostró que en los casos del bacalao y la caballa la cocción, el cocinado al vapor o la parrilla reducen entre el 50% y el 70%  el compuesto químico.

La explicación es que el Galaxolide se acumula fundamentalmente en las grasas, que son eliminadas por el fuego.

Pese a que se puede pensar que los peces hechos a la parrilla eliminarían más el compuesto por estar sometidos a un fuego más directo, el estudio arrojó otro resultado. Tanto ese procedimiento como el cocido a vapor dieron resultados similares.

La investigación forma parte del ECsafeSEAFOOD, proyecto europeo para determinar la proporción de contaminación en diversos tipos de peces del continente.

También los retardantes

En proceso de investigación se encuentra la identificación de la contaminación provocada por los llamados retardantes de llama, utilizados para reducir la combustión en componentes electrónicos, textiles, plásticos y otros productos.

Los estudios preliminares indican que estos compuestos también llegan a los peces través del agua o de la atmósfera.

Wellness Destiny / Foto: RitaE (Pixabay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.