Nudismo, turismo, ángeles y demonios

Las playas en Noruega son nudistas porque carecen de reglas al respecto.

No por eso son  un paraíso ni tampoco un infierno.

La justificación de los sicólogos es que los noruegos deben tener una mente bastante “abierta”.

En el mundo el nudismo se expande como modalidad turística, una prueba de que gusta a muchos.

Algunas religiones no obstante ven el cuerpo humano desnudo como un escalón al infierno,

Tampoco es un paraíso. La Federación Naturista Internacional creada en Francia en 1974 lo asume como parte de sus conceptos.

La entidad afirma que andar desnudo en público es una forma de vida en armonía con la naturaleza . Normal.

Desnudarse con todo respeto

La intención de miembros de la comunidad de desnudarse en sus días libres es algo probablemente normal.

Los defensores de valores piensan que la desnudez debe fomentar el respeto propio, el respeto por los demás y el medio ambiente

Otros recuerdan que en la práctica quedar incluso sin paños menores ante el resto del mundo solo toma unos segundos.

Todo es muy fácil. pero no por esto deja de ser un duro hueso que roer.

Pasar del momento en que estamos vestidos al de quitarnos toda la ropa en público es prácticamente cambiar de vida.

Lo primero que aconsejan los expertos es hacerlo con un espíritú de vacaciones a disfrutarse plenamente.

Dando una oportunidad al nudismo

Como cuando alguien aprende a nadar debe primero quitarse de encima el miedo. Lo mismo para el desnudo.

Para los aprendices del turismo nudista existen muchos temores como el de que “todos me mirarán”.

Quizá ese sentimiento pueda compararse a una pesadilla. Sin embargo solo habrá que despertar.

Los sicólogos afirman que el soñar que se está desnudo en público es un adelanto de que “queremos hacerlo”.

Otro obstáculo es cuando un candidato a nudista entra a una playa de ese perfil y teme que “mirará a todos” sin poder evitarlo.

Más complejos son otros miedos. como es el que se resume como “todos se verán mejor que yo”

O que existe un momento oscuro que sería el de encontrar al paso en plena desnudez a   “gente espeluznantes”.

También podría sentirse esa “incomodidad de estar desnudos”.

El naturismo o el nudismo NO es la cuestión

El naturismo o el nudismo no es la cuestión

El naturismo es el puente para llegar al nudismo.

El naturismo es una  filosofías de salud y estado físico y de regreso a la naturaleza.

Son términos “asexuales” y por ello defienden al nudismo como una práctica “asexual”.

Para imponer tal concepto la lucha es dura contra valores sociales, culturales e históricos, y en esspecial contra los medios espectaculares de comunicación.

Esos factores presentan la desnudez como el non plus ultra de la sexualidad y del gozo.

Una definición naturalista es que el nudismo es solo el acto de estar desnudo.

Y el naturismo que incluye la desnudez es un estilo de vida que en varias ocasiones abarca la naturaleza.

También  el medio ambiente, el respeto por los demás, el respeto propio, la alimentación saludable, el vegetarianismo, el no fumar y  el yoga, entre otras prácticas.

Hoy la industria turística mundial promueve la playas nudistas discretamente.

Hoy la industria turística mundial promueve con discreción las playas nudistas

Las limita con letreros de advertencia o las coloca en lugares relativamente remotos.

Algunas son famosas como Spiaggia di Guvano  en Corniglia, Italia, una playa muy aislada y poblada, se dice, por italianas e italianos desnudos.

Tiene prestiguio la Red Beach   en Creta. Grecia , la Plage de Tahiti  y  la exclusiva St. Tropez, de Francia, famosisima en los años 60.

Se habla de la Samurai Beach  en Port Stephens, Australia con una bella naturaleza,  y la Bellevue Beach , en Klampenborg, Dinamarca.

Son miles las playas nudistas por el mundo. Y mientras tememos, se expanden.

Wellness Destiny / Imagen de Free-Photos en Pixabay

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor