Dulce vida. Pero con poca azúcar.

Es un dilema médico y también popular. ¿Cómo endulzar nuestras vidas con poca azúcar?

En todo el mundo, los dulces de todo tipo se vuelven cada vez más tentadores, pero no necesariamente incluyen más azúcar en sus recetas.

Eso es porque La ciencia médica siempre ha estado convencida de que el consumo excesivo de azúcar perjudica la salud humana.

Reducir el azúcar se ha convertido en un gran objetivo según los expertos que advierten sobre los peligros “azucarados”

Todos los que saben del asunto están de acuerdo con un consejo.

Evitar los extremos

No obstante, excepto en casos graves, ningún especialista piensa en eliminar los deliciosos dulces de la dieta humana, pero advierten que deben limitarse.

La ciencia ha demostrado que un exceso de alimentos y bebidas endulzadas puede provocar aumento de peso, problemas de azúcar en la sangre y un mayor riesgo de enfermedades cardíacas, entre otras condiciones peligrosas.

En Estados Unidos, un gran mercado consumir de dulces,  y otros países los azúcares agregados representan hasta el 17% de la ingesta total de calorías de los adultos y hasta el 14% para los niños.

Pero las pautas dietéticas sugieren limitar las calorías del azúcar agregado a menos del 10% por día.

Una mordida a un chocolate lleva a  la otra, dicen.

¿Por qué?. Porque una vida sin el ingrediente dulce puede parecer deprimente y un desafío abrumador.

Sin embargo, si alguien quiere una buena vida, un equilibrio en todas las cosas es esencial.

Dulces consejos de bienestar

Si decide reducir, no eliminar, el azúcar de su dieta, puede seguir algunas reglas

Recorte los edulcorantes en sus bebidas. Si hace esto muy gradualmente, apenas notará una diferencia.

Comparte un regalo con un amigo. Saborea esos gustos iniciales y sáltate el resto.

Para el desayuno, elija alimentos con alto contenido de proteínas y fibra, con poco o nada de azúcar. Considere los huevos duros, la avena, las nueces o el cereal seco apropiado.

Evite  las tentaciones.

Tener dulces convenientemente disponibles hace que sea más fácil evitar volver a caer en una mala selección de bocadillos dicen algunos dietistas. Sostienen que lo disponible en menos tentados.

Cuando el hambre, el estrés o el aburrimiento golpean, tener en cuenta las opciones para no echar mucha azúcar a su vida parecen útiles.

Grandes “enemigas” de la fuerza de voluntad son las deliciosas y frías bebidas azucaradas.

Valdría la pena, si puede, recordar que las bebidas azucaradas no frenan el apetito, por lo que es fácil consumir rápidamente un alto número de calorías líquidas. Esto puede llevar al temido  aumento de peso.

Una prueba es evidente.

Las investigaciones han demostrado que las personas que beben  frecuentemente bebidas azucaradas, como los refrescos y los jugos, pesan más que las personas que no lo hacen.

Además, el consumo de una gran cantidad de bebidas endulzadas con azúcar está relacionado con una mayor cantidad de grasa visceral, un tipo de grasa abdominal profunda asociada con enfermedades como la diabetes.

Es excelente la buena práctica de encontrar formas alternativas de endulzar la vida, siempre que no dependan del azúcar.

Wellness Destiny Foto: Daría Yakovleva

Avatar

Frank Martin

Periodista internacional y Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.