Combate contra el “turismo de borrachera”

La tranquilidad y seguridad son insoslayables para los polos turísticos, pero el crecimiento de las conductas negativas y sus consecuentes alteraciones del orden encendieron las alarmas en importantes destinos de España.

El fenómeno ha despertado un fuerte rechazo al impacto negativo del turismo masivo en las Islas Baleares que fue centro de una cumbre internacional” contra el turismo incívico y de borrachera.

La cita fue realizada el 13 de febrero en Palma de Mallorca para tratar de resolver la situación de centros turísticos víctimas de esos comportamientos, en particular las localidades turísticas de Magaluf (Mallorca) o Platja de Palma (Ibiza).

Wellness en las Islas Baleares

El archipiélago del mediterráneo español está considerado uno de los principales destinos del mundo, en particular en la pujante industria del turismo de salud o de bienestar (Wellness).

Para ello cuenta con modernas instalaciones, métodos y tratamientos avanzados, tecnología médica de última generación y profesionales de primer nivel en el área de la salud y el bienestar.

Toda una infraestructura combinada con un entorno exclusivo, un clima favorable y una gastronomía basada en la dieta mediterránea, ideales para la recuperación y el descanso, según la promoción oficial de las islas.

Sin embargo, las consecuencias del llamado turismo de borrachera degradan la imagen del destino y ahuyenta los “turistas de calidad”, además de perturbar la tranquilidad de los habitantes de las islas.

Responsabilidad de Aeropuertos y Aerolíneas

El foro de Palma de Mallorca fue organizado en dos mesas redondas sobre la venta de alcohol en el destino y en los aeropuertos y aviones que trasladan a los viajeros hacia los centros turísticos.

Para los expertos, la oferta de bebidas espirituosas en las tiendas duty free constituyen un gran negocio para las terminales y aerolíneas.

El objetivo de los participantes en la reunión fue diseñar estrategias para controlar a ese tipo de turista.

Cuidar la imagen frente al turismo de borrachera

En 2018 las autoridades de Ibiza crearon un comité contra el turismo incívico con el propósito de mejorar la imagen de ese destino.

La iniciativa incluye una campaña de comunicación para tratar de convencer al turista sobre la necesidad de un comportamiento responsable.

Sus objetivos son “mejorar la imagen de las islas Baleares como un destino turístico en que valoramos la convivencia y las actitudes responsables y cívicas y por otro lado modificar la percepción y los comportamientos de los turistas”, explicó la directora general de Turismo, Pilar Carbonell.

Algunos hoteles de Ibiza decidieron aumentar los precios de reserva para cambiar la clientela habitual de los alojamientos de menor categoría, en su mayoría “turistas de borrachera”, por un turismo de más calidad, en especial, el familiar.

Por su parte, la capital de la isla de Mallorca y una de las ciudades que se sienten amenazadas por una cantidad exorbitante de visitantes, ya anunció su propósito de reducir en casi 20 mil la cantidad diaria de esos viajeros en el casco histórico de la urbe para 2025.

No se trata de un combate al turismo, sino de trabajar para disminuir la saturación turística a través de una diversificación de la oferta en otros puntos de la ciudad.

Las Baleares aparecen, junto con Cataluña e Islas Canarias, como las comunidades del país más visitadas en 2017, al atraer en conjunto a unos 32.6 millones del total de excursionistas en los primeros 8 meses.

En 2019 y por tercer año consecutivo, España impuso un récord de turistas internacionales con 82 millones, 8,9% más que en 2016.

Wellness Destiny

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.