El Caribe declara guerra al plástico

La búsqueda del bienestar colectivo muestra ser más complicada de lo que pensaron algunos teóricos.

Un capítulo importante en este objetivo es la lucha contra el uso excesivo del plástico que está amenazando no solo especies.

Algunas naciones pequeñas como las islas del Caribe podrían ver comprometida en el futuro una de sus industrias fundamentales como es el turismo.

El nivel de basura que están recibiendo sus aguas se convirtió en un peligro para sus playas, probablemente el principal atractivo natural de la región.

Por ello algunas naciones de la zona refuerzan el enfrentamiento del problema, que rebasó los círculos de los conservacionistas, cuyas advertencias provocan la reticencia todavía entre muchos.

Una muestra de ello es que los artículos de plástico de un solo uso y los envases de poliestireno (que tardan 500 años en degradarse) fueron prohibidos desde el 2 de enero de 2018 en 8 países del Caribe.

50% de la basura del Caribe es plástico

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) informó que las normas están vigentes en Jamaica, Barbados, Belice, Bahamas, Costa Rica, Dominica, Granada y Trinidad y Tobago.

En 2012 Haití vetó su uso, mientras Antigua y Barbuda lo hizo en 2016 y en 2018 lo hicieron Aruba, Puerto Rico, Guyana, San Vicente y las Granadinas, Colombia y las islas Turcas y Caicos.

Estos productos están entre los 10 principales artículos desechados en las costas del Caribe y se calcula que representan 50 por ciento  de la basura recolectada en la zona.

Una investigación del Pnuma considera que el Mar del Caribe es el segundo más contaminado por plástico. En esta penosa categoría solo cede ante el  Mediterráneo.

De acuerdo con la misma fuente, más de 8 millones de toneladas de plástico son vertidos al Caribe cada año.

De acuerdo con algunos cálculos el plástico en el mar está matando y amenaza a unas 600 especies de animales marinos y aves costeras.

La ONU calculó que el planeta utiliza anualmente 5 billones de bolsas de plástico.

Un informe del Banco Mundial citado por The Washington Post indicó que casi 420,000 toneladas de residuos plásticos ingresaron al Mar Caribe en 2010.

Los investigadores consideran que si ese ritmo no se detiene en 2025 la cifra será de  790,000 toneladas.

No solo prohibiciones

Pero no todo lo solucionan los vetos. A veces las prohibiciones no funcionan si no se ofrecen alternativas.

Un ejemplo de ello es Haití, donde la prohibición de los plásticos no parece haber influído mucho.

David Katz, fundador de la organización no gubernamental Plastic Bank,que cambia plástico por dinero, dijo a The Washington Post que la razón fue la falta de una alternativa asequible.

Al incumplimiento se suman deficiencias en la educación a la población sobre las consecuencias de seguir utilizando plástico sin medida.e 

Pero no toda la culpa es de los consumidores, aunque se necesita fortalecer la conciencia por un nuevo estilo de vida.

La mayoría de los expertos advierte que no habrá solución si no se logra una acción concertada de consumidores, empresas, gobiernos y sociedad civil.

También tiene que ver la decisión política de aprovechar la tecnología existente.

Los expertos calculan que apenas el 9% del plástico utilizado es reciclado.

Y la producción continúa.

Wellness Destiny / Foto: Andreas (Pixabay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.