El plástico amenaza a Islas Galápagos

Islas Galápagos recibió el título de Mejor destino turístico responsable de América. Pero tampoco escapa a la contaminación por plástico que amenaza su biodiversidad.

Un problema confirmado por las 22 toneladas de residuos recogidas en esas fabulosas playas en jornadas de limpieza, según el investigador Juan Pablo Muñoz, del instituto de investigaciones Galápagos Science.

Galápagos en peligro

Los océanos están llenos de plástico y el archipiélago ecuatoriano no es una excepción. No existe un solo lugar en las Galápagos libre de plástico, tanto en el mar como en la costa, aseguró.

La extrema gravedad del asunto está en que “si no podemos arreglar este problema en Galápagos creo que no existe un solo lugar donde lo podamos lograr”, advirtió el científico en una entrevista de prensa.

Se trata de uno de los ecosistemas más importantes del mundo formado por 13 islas grandes, 6 medianas y 215 islotes, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad en 1978.

También ostenta las categorías de Parque Nacional (1959), Reserva de Biósfera (1985) y Reserva marina (1986).

Galápagos está a casi 1000 kilómetros de la costa de Ecuador, sus aguas están pobladas por tortugas marinas, delfines, tiburones, tiburones martillo y ballenas, además de ricos arrecifes de coral.

En tierra, hospeda iguanas, lagartos, cormoranes, albatros y pingüinos, toda una fauna de máxima interés para los turistas amantes de la naturaleza.

Medidas en todos los sentidos

Hace un año, el gobierno adoptó medidas para limitar la cantidad de visitantes en la zona para que “no reciba más personas de las que la naturaleza permite”.

Los desechos de plástico provienen de las costas del continente americano y terminan en el estómago de animales únicos en el mundo y en playas inigualables en el planeta.

Los expertos trabajan en la creación de un software que permite simular el trayecto de esos materiales tomando en cuenta los vientos y corrientes marinas.

De igual forma, se labora en una base de datos sobre el tipo de plástico encontrado. Se clasifica por su procedencia y cómo afecta a la fauna marina única de las islas.

Lo más alarmante es que desde hace más de 20 años sabemos que existen áreas gigantescas en los océanos que acumulan el plástico flotante, pero todavía no sabemos cuánto, qué y cómo, explicó Muñoz.

Cambios imprescindibles

El experto criticó la cultura de consumir y desechar y opinó que reciclar ya no es suficiente. “Se necesita una producción de envolturas fácilmente degradables o más durables, como el vidrio, y evitar las plásticas”.

Y subrayó que Galápagos está en la mejor posición para mostrar cómo una reserva marina puede abordar la creciente crisis ambiental mundial de contaminación plástica de los océanos.

Hay que vivir diferente y rechazar el exceso de envoltura, consumir productos a granel (sin cubiertas) cuando sea posible. Igualmente es clave utilizar programas de gestión de desechos para reducir la contaminación del aire, del agua y de la tierra.

No solo el plástico amenaza. También el turismo no responsable, la pesca ilegal y el cambio climático también inciden en la degradación ambiental de la región.

Las conocidas Islas Encantadas deben ser ejemplo mundial de la defensa de la biodiversidad.

Wellness Destiny / Foto: Public Domain Pictures (Pixabay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.