Pronto: pesaje de pasajeros aéreos

Los viajeros de vuelos prolongados quizá pronto enfrenten una nueva medida antes de abordar en los aviones, el pesaje de pasajeros para ahorrar combustible.

La idea ha surgido entre los expertos de una empresa británica que buscan ofrecer a las aerolíneas un nuevo método.

Quieren saber con más exactitud el combustible que deben utilizar en cada viaje para conseguir ahorros.

Pasajero, pase por el pesaje

De acuerdo con el periódico de Londres The Sun el proceso actual que utilizan las aerolíneas es “inexacto”.

Fuentes de la empresa explicaron que el uso de combustible actualmente se calcula estimando la relación de peso y género de los pasajeros a bordo.

El viejo método es inexacto porque se basa en estimaciones de peso en el género, con los hombres contados como 189 libras, las mujeres como 154 libras y los niños como 77 libras.

El pesaje de viajeros reducirá  el desperdicio de combustible.

El  concepto general que se asume como tendencia de las aerolíneas es agilizar los trámites.

Pero buscan  rebajar gastos de manera  parece perentoria.

La compañía, Fuel Matrix  ha propuesto tal medida de pesaje de viajeros.

Sostiene que una empresa puede quemar entre un 0.3 y 05 % más de gasolina por los cálculos “a grosso modo”.

El nuevo método de pesar pasajeros reduciría podría ahorrarles a los operadores en todo el mundo nada menos que 1.350.000.000 de dólares en todo el mundo.

Negociaciones en marcha sobre el pesaje de pasajeros

Fuel Matrix reveló además que algunas firmas aéreas ya están interesadas y en negociaciones.

Su director de operaciones, Nick Brasier, dijo además a The Sun que los pasajeros nunca serían colocados en fila para pesarlos como podría suponerse.

Se usaría un sistema de pesaje mediante almohadillas de presión discretas y cuyos resultados se mantendrían confidenciales.

Brasier defendió la medida propuesta como parte de los esfuerzos tecnológicos para mejorar la aviación comercial.

Ya han aplicado métodos para reducir las emisiones de CO2 y las huellas de carbono.

El futuro previsible de la aviación comercial  no parece descansar en ese tipo de medidas.

Expertos hablan por ejemplo de un sistema de avión flexible que combina vehículos más pequeños para un viaje más eficiente, capaces de adaptarse rápidamente a cualquier escenario.

Por ejemplo, el avión flexible podría ser usado tanto en viajes breves como más largos, para aumentar el alcance del avión y ahorrar combustible mediante la reducción de “arrastre”.

Cada nave flexible podría adaptarse a cualquier viaje y lograrse así el ansiado ahorro.

Wellness Destiny

Frank Martin

Frank Martin

Periodista internacional y Editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.