Baleares contra el “turismo de borrachera”

Varias zonas de Islas Baleares, uno de los más importantes polos turísticos de Europa, se preparan para una norma legislativa contra el “turismo de borrachera”.

La disposición debe ser sancionada en enero de 2020 por el gobierno local y busca prohibir el “todo incluido” en puntos específicos del archipiélago.

La medida comenzaría por Punta Ballena y Playa de Palma en la isla de Mallorca, y Sant Antoni de Portmany, en la de Ibiza.

Los promotores también persiguen regular el resto de zonas turísticas de Baleares mediante la reforma de la ley general de Turismo, lo cual requiere un largo proceso parlamentario.

La idea trata de modificar los horarios de apertura de hoteles, bares, locales de ocio nocturno, restaurantes, comercios y establecimientos turísticos de diverso tipo.

Wellness en las Islas Baleares

Asimismo, ampara la actuación de la policía contra los infractores. Estos estarán sujetos a severas multas.

Estás sujetos a sanciones en particular los locales con una “venta descontrolada de alcohol”. Igualmente el consumo en espacios públicos.

 Las sanciones pueden llegar a “decenas de miles de euros” a los locales que dispensen bebidas alcohólicas en ciertos horarios. También dispone su cierre hasta por tres meses en temporada alta. 

Se pretende, de facto, clausurar los locales más polémicos y prohibir las grandes ingestas de alcohol en las calles de Punta Ballena, del Jamón y en la localidad de Sant Antoni, en la isla de Ibiza.

El archipiélago del mediterráneo español destaca en el mundo como un importante destino para el turismo de salud o de bienestar (Wellness).

Modernas instalaciones, tratamientos avanzados, tecnología médica de punta y profesionales de primer nivel marcan el wellness en Baleares.

La promoción oficial de ese sector subraya la existencia de una infraestructura combinada con un entorno exclusivo.

A ello se añade un clima favorable y una gastronomía basada en la dieta mediterránea. Todo ideal para la recuperación y el descanso.

Sin embargo, esa imagen está dañada en los últimos tiempos por los efectos del llamado turismo de borrachera.

Este ahuyenta a los “turistas de calidad” y perturba la tranquilidad de los habitantes de las islas.

En busca de la aprobación de las medidas que deben incluirse en el decreto ley contra el “turismo de excesos”, las autoridades esgrimen “cuestiones de orden público y de interés general”.

“Turismo de excesos” en Islas turísticas

Incluso argumentan con estadísticas de la cantidad de personas muertas por la ingestión de alcohol.

También las atendidas en los centros de salud por comas etílicos. El costo de los recursos sanitarios empleados por esos casos es otro argumento.

Además propone la prohibición y castigo del llamado “balconing”. Esta práctica consiste en saltar entre los balcones de un hotel o de lugares altos hacia la piscina, muy usual en las Baleares por parte de turistas jóvenes.

Para esos casos, el decreto ordenará a los hoteles la expulsión “con efecto inmediato a los clientes” que lo practiquen.

Igualente establece fuertes sanciones a los establecimientos que no adopten las medidas pertinentes.

El conjunto de islas, situadas en el mediterráneo español, estableció en 2018  un nuevo récord de turistas, con casi 17 millones.

La cifra fue 1.56% superior a la de 2017, en su mayoría del Reino Unido, Francia, Alemania y Holanda.

En 2018 España impuso un récord de turistas internacionales con 82 millones, 0.9% más que en 2017.

Ya en los 10 primeros meses de 2019 recibió 74.7 millones, un 1.1% superior al mismo período del año anterior.

Wellness Destiny Imagen de Lutz Hirschmann (Pixabay)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.